Es el máximo accionista

El fondo israelí aprovecha las caídas de Neinor para aumentar su posición al 15%

Adar Capital podría haber aprovechado la venta realizada por Fidelity para comprar parte de dicho paquete y reforzarse, aun más, en la promotora.

Neinor protagoniza mañana la primera salida a Bolsa de una promotora inmobiliaria en una década
Juan Velayos, presidente de Neinor Homes. 

Neinor Homes está viendo como desde que debutara en bolsa hay numerosos cambios en la composición de su estructura accionarial. Mientras Fidelity ha decidido reducir su participación tras las últimas caídas, el fondo israelí Adar Capital, máximo accionista de la promotora, ha aprovechado los descensos para comprar acciones a un precio más bajo e incrementar su posición. 

Adar Capital comunicaba a la CNMV que su inversión en Neinor Homes había aumentado. En concreto, el fondo de Israel ha incrementado su participación desde el 11,882% hasta el 15,427% del capital. Por tanto, había adquirido un 3,545% del total de acciones, que estarían valoradas a precio de mercado en 43,4 millones de euros. Por tanto, el fondo tal vez haya comprado parte del paquete de acciones que Fidelity había vendido puesto que ambos movimientos coinciden en el tiempo. 

El fondo de Israel con este movimiento se refuerza como gran accionista de Neinor Homes. El fondo soberano noruego (Norges Bank) es el segundo mayor accionista con un 5,057% del capital mientras que otra gestora, en este caso Invesco, posee un 5,015% del total de acciones y es el tercer accionista de relevancia. 

El gran cambio en el capital de la promotora tuvo lugar con su salida a bolsa. Su fundador y máximo accionista hasta entonces, Juan Pepa a través del fondo Lone Star, aprovechaba su debut bursátil para liquidar sus acciones en tres meses y embolsarse unos 600 millones de euros.

La compañía, que marcaba mínimos este mes tras debutar en bolsa en marzo de 2017, rendía cuentas y no lo hacía de la mejor manera. La empresa dirigida por Juan Velayos anunciaba pérdidas de 25 millones de euros en 2017 y daba sus previsiones para el próximo curso. La promotora prevé triplicar sus ingresos (hasta los 750 millones) y "maximizar el retorno gracias al incremento de precios en un mercado alcista y asegurar la eficiencia operacional en costes". 

Su presidente señalaba que "la compañía ha cerrado con éxito un año clave, después de haber realizado un esfuerzo extraordinario por asegurar las entregas planeadas para los próximos tres años. Por lo tanto, hemos decidido incrementar el objetivo de entregas de 2020 en adelante a 4.000 viviendas anuales". Además, destacaba que "Neinor tiene un banco de suelo finalista de gran calidad para la promoción de 12.500 viviendas, que continuamos alimentando con compras atractivas y esperamos incrementar nuestra ventaja competitiva doblando la entrega de viviendas cada año entre 2018 y 2020". 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios