Acelera su objetivo para 2018

El Tesoro coloca letras a tipos negativos y ya ha cubierto el 20% de su financiación

La gran demanda, que supera ampliamente la oferta, propicia que se haya colocado deuda a seis y doce meses con un interés del -0,47% y del -0,415%.

Fotografía de Emma Navarro, Tesoro Público
Fotografía de Emma Navarro, secretaria general del Tesoro / EFE.

El Tesoro Público ha captado hoy más de 4.000 millones de euros en letras a seis y doce meses, que ha conseguido colocar en intereses mínimos históricos del -0,470 y del -0,415 %, respectivamente, según datos del mercado.

En concreto ha emitido 4.005,56 millones, de los que el grueso, 3.430,51 millones, se ha vendido en letras a doce meses con el citado interés marginal del -0,415 %, que es aún más negativo que el -0,396 % de la última subasta, a mediados de enero.

La colocación de esta deuda se ha logrado después de que los inversores demandaran 6.056,57 millones en letras a doce meses, lo que supone 1,7 veces la cantidad finalmente emitida en esta denominación.

Además, el Tesoro Público ha recabado otros 575,04 millones en letras a seis meses con una rentabilidad última del -0,470 %, también más baja que el -0,454 % de la puja anterior. En este caso los inversores estaban dispuestos a adquirir hasta 2.537,64 millones de euros, 4,4 veces el montante adjudicado.

Lo más significativo de esta operación es que España sigue emitiendo con intereses negativos la deuda a corto plazo y es capaz de marcar nuevos mínimos históricos en un momento en el que la prima de riesgo se mueve en torno a 70 puntos básicos.

Después de esta subasta el Tesoro Público volverá a apelar al mercado este jueves, cuando aspira a captar entre 4.000 y 5.000 millones de euros en deuda a largo plazo. Hasta la fecha, el Tesoro ya ha cubierto el 19,4 % de sus necesidades de financiación para 2018, que ascienden a 126.310 millones de euros.

Javier Urones, analista de XTB, ha señalado que "el excelente resultado registrado hoy viene a confirmar la estabilidad en el coste de la deuda exigida por nuestro país y lleva la contraria al movimiento generalizado de aumento de intereses que afecta al resto de países desarrollados. En una situación como la actual, en la cual el BCE todavía garantiza más compras mensuales hasta el mes de septiembre nuestro país tiene una oportunidad histórica para continuar rebajando el coste medio de la deuda viva". 

Temas relacionados
Comentarios