Sevilla (Bankia) defiende que el objetivo del rescate era proteger a los depositantes y no a la banca

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha defendido este miércoles que las ayudas públicas recibidas por la banca en el contexto de la crisis financiera estaban destinadas a proteger a los depositantes y no a los bancos, lo que contribuyó estabilizar la economía española y a reducir la prima de riesgo.

Sevilla (Bankia) defiende que el objetivo del rescate era proteger a los depositantes y no a la banca

"La reducción de la prima de riesgo en 100 puntos básicos durante dos años equivale a todas las ayudas públicas que recibió Bankia, algo que hay que poner en pèrspectiva", ha sostenido Sevilla, quien ha recordado que el diferencial de bono español a diez años con el 'bund' alemán se encuentra actualmente ligeramente por encima de los 100 puntos básicos, cuando en 2012 superaba los 600 puntos básicos.

En opinión del directivo de Bankia, los objetivos del rescate eran asegurar a los depositantes, bajar la prima de riesgo e impulsar el desarrollo económico de España, unos retos que "se han conseguido", gracias también a una política monetaria acomodaticia que ha resultado "muy favorable para contribuir a la recuperación.

No obstante, el directivo aprecia que "ahora" el Estado debe recuperar "lo máximo" del capital invertido en Bankia y por ello ha solicitado un endurecimiento de la política monetaria, ya que el actual escenario acomodaticio penaliza los beneficios de los bancos, así como también su valor en Bolsa.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) dispone de una participación del 67% en Bankia cuyo valor en Bolsa asciende a 7.500 millones de euros, aproximadamente.

"A medida que vaya cambiando (la política monetaria) habrá una oportunidad para el Frob para recuperar el máximo de las ayudas invertidas en Bankia", ha apuntado Sevilla, que ha recordado que la entidad ya ha devuelto más de 1.800 millones al organismo público con la colocación de 2014 y los dividendos.

NUEVO PLAN ESTRATÉGICO, NO SE DESCARTAN ADQUISICIONES

En el marco del nuevo plan estratégico 2018-2020 que Bankia presentará el próximo año, Sevilla no ha descartado que se puedan acometer nuevas adquisiciones, aunque ha insistido en que el banco se encuentra centrado en la integración con Banco Mare Nostrum (BMN).

"El tiempo lo dirá, lo que tenemos que hacer es realizar bien la operación de fusión con BMN y demostrar que la operación genera valor", ha sostenido durante su intervención en el VIII Encuentro Financiero Expansión-KPMG: 'La banca ante los retos de la regulación, la rentabilidad y la digitalización'.

ENTRARÁ EN EL NEGOCIO PROMOTOR EN 2018

Por otra parte, el 'segundo espada' de Bankia ha apuntado que, una vez expiren las restricciones de Bruselas -a finales de 2017-, el banco se aproximará al negocio promotor, en un contexto del mercado inmobiliario "muy diferente" al previo a la crisis financiera y que resultará en una "fuente adicional de crecimiento" para el banco.

Al respecto de la fusión con BMN, el directivo ha reiterado que la entidad espera recibir las autorizaciones pertinentes a mediados de diciembre para poder completar la operación a comienzos de 2018. Además, ha asegurado que la integración tecnológica estará completada antes de junio de 2017, "un tiempo record".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios