Se dispara en bolsa

Toshiba hará una recompra de acciones multimillonaria tras la venta de chips

La operación de la empresa nipona será uno de los mayores programas de recompra de títulos desde el año 2000, según el Daiwa Institute of Research.

Toshiba vende su negocio de chips a la firma Bain Capital por 15.070 millones
Toshiba vuela en bolsa. 

El conglomerado nipón Toshiba anunció este miércoles que efectuará una recompra de acciones por valor de unos 700.000 millones de yenes (5.400 millones de euros) para repartir las ganancias logradas con la venta de su negocio de chips.

El anuncio disparó el valor de los títulos del grupo tecnológico y de infraestructuras nipón en la Bolsa de Tokio, donde cerró con una subida del 6,64% tras haber llegado a catapultarse hasta un 11%. La operación "representa una parte de los beneficios por la venta de Toshiba Memory", dijo la compañía en un comunicado en el que apuntó que ejecutará la recompra "lo antes posible" y que evaluará tomar "medidas adicionales para compensar a los accionistas".

El conglomerado explicó que, teniendo en cuenta los volúmenes actuales de sus transacciones y otros factores, es posible que la operación no se ejecute en un sólo ejercicio fiscal "para evitar un impacto temporal inapropiado en la oferta y la demanda de las acciones mientras ejecuta la recompra". La operación será uno de los mayores programas de recompra de acciones desde el año 2000, según el Daiwa Institute of Research.

Toshiba afirmó que puede asegurar "una proporción de capital en manos de los accionistas saludable incluso después de la ejecución de la recompra" accionarial, puesto que ya no posee sus negocios de memorias y de construcción de plantas nucleares en el extranjero.

El conglomerado completó el 1 de junio la venta de su negocio de chips de memoria a un consorcio liderado por el fondo estadounidense Bain Capital por 2 billones de yenes (15.400 millones de euros/18.100 millones de dólares), una operación destinada a reparar las pérdidas que registró por la quiebra de sus operaciones nucleares en EE.UU.

El cierre de la venta se prolongó durante meses en los que encontró varios obstáculos, desde la oposición de su socio en la fabricación de chips, la estadounidense Western Digital, hasta la demora del visto bueno de los reguladores de la competencia.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios