Los títulos de Repsol se revalorizan más de un 33% en 2016 y se convierten en el tercer mejor valor del Ibex

Los títulos de Repsol se revalorizan más de un 33% en 2016 y se convierten en el tercer mejor valor del Ibex

En concreto, los títulos de la petrolera presidida por Antonio Brufau cerraron este jueves a 13,48 euros, tras apuntarse una subida del 0,597% en la sesión.

Entre las grandes petroleras, Repsol registra la mayor revalorización, tan sólo superada por BP, cuya evolución en libras se ha visto impulsada por la depreciación de la moneda tras el Brexit.

Así, la subida de la acción de la petrolera española durante este año triplica la de Eni y duplica las de otros 'grandes' del sector con Exxon y Total.

Repsol ha ganado a lo largo del ejercicio más de 10 puntos porcentuales que el índice más representativo del sector energético, el Dow Jones 600 Oil&Gas Index, que ha avanzado un 21% durante el año.

El 2016 ha estado marcado para la petrolera por la reducción de costes mediante eficiencias y sinergias, la ordenación de la cartera de activos tras la compra de Talisman y la reducción de su deuda.

En el primero de los objetivos, Repsol espera ahorrar 1.400 millones de euros de forma recurrente a partir de 2016 por eficiencias, frente a los 1.100 millones proyectados en su Plan Estratégico 2016-2020.

En lo que se refiere a la reordenación de la cartera de activos tras la compra de Talisman, el grupo avanza más deprisa de lo previsto, con el objetivo de ser una compañía más equilibrada en su exposición geográfica, y generando plusvalías gracias al valor aflorado en la venta de activos considerados no estratégicos.

REDUCCIÓN DE DEUDA.

Asimismo, la petrolera ha reducido en 2.000 millones de euros su deuda neta hasta septiembre, siendo la única compañía en el sector que ha recortado deuda a tal escala, frente a la necesidad de asumir un mayor endeudamiento que han sufrido la mayoría de sus competidores.

Además, la mayor eficiencia en la explotación de los activos de producción se suma al destacado comportamiento del negocio de refino gracias a las inversiones realizadas en ejercicios anteriores. Esto significa que Repsol es capaz de presentar beneficios a sus accionistas a unos niveles de Brent más bajos del mercado.

Junto a estos datos, el arranque de producción en uno de los proyectos clave de Repsol en Brasil -Lapa- y el retorno de la actividad en Libia en diciembre representan importantes hitos operativos para el grupo de cara al 2017.

FAVORITO PARA LOS ANALISTAS.

Además, en la recta final del año, los analistas e inversores del sector han presentado balances muy positivos sobre la gestión que ha hecho Repsol en 2016, en un entorno condicionado por los precios más bajos del petróleo y el gas en 15 años.

Así, Goldman Sachs ha otorgado en su cierre anual el mayor potencial alcista del sector a la acción de Repsol, y recomienda 'comprar' al incluir a la compañía en su lista de valores favoritos tras los avances de gestión observados durante 2016.

La entidad financiera también considera a la petrolera española como la única compañía del sector en Europa capaz de aumentar el dividendo en 2017, sumado a una rentabilidad ya de por sí "atractiva" del 6,1%.

Por su parte, Barclays ha considerado que, a pesar de la subida de 2016, las acciones de la compañía siguen infravaloradas, otorgando un precio objetivo de 17,5 euros, ya que "Repsol es claramente una ganadora en 2016, con mayores beneficios y menor deuda mientras el resto del sector aumenta el apalancamiento".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios