Miércoles, 20.02.2019 - 19:38 h
Casos de éxito

La niña de 13 años que se hizo millonaria creando una limonada única en el mundo

Mikaila Ulmer tenía cuatro años cuando se le ocurrió una idea de éxito. Su producto vende 360.000 botellas al año y conquistó hasta a Obama.

Fotografía de Mikaila Ulmer, la niña millonaria con 13 años.
Mikaila Ulmer ha aparecido en varios programas de televisión. / Facebook Me & the Bees Lemonade.

Pequeñas mentes con grandes ideas. Los conocidos como 'Kidpreneurs' (niños emprendedores) están en auge siendo demostrada esta afirmación con historias como la de Alina Morse, la joven de 13 años millonaria tras crear piruletas saludables para la dentadura. Su éxito nació de una idea que tuvo con 7 años, tres más de los que tenía la también norteamericana Mikaila Ulmer cuando se le ocurrió su propio concepto millonario. Cuando tenía cuatro años, su familia la animó a crear un producto para una competición de negocios entre niños (the Acton Children’s Business Fiar) y el día de la limonada de Austin. 

"Tenía en mente varias ideas y cuando les estaba dando vueltas ocurrieron dos cosas: una abeja me picó dos veces y mi bisuabuela Helen, que vive en Carolina del Sur, nos envío un libro de recetas en el que incluía la receta especial de su 'Limonada Flaxseed'", relata.

A la pequeña Mikaila no le gustaron para nada las picaduras de abeja, pero a pesar del miedo, se quedó fascinada por estos animales. Se interesó por su origen y por lo que hacían por el ecosistema, así que pensó: “¿Qué pasa si creo algo que ayude a las abejas basado en la receta de mi bisabuela Helen?”. Así nació la marca de limonada Me & the Bees (Las abejas y yo). Un producto que no para de crecer y que triunfa al ser endulzada con miel de las colmenas locales.

Año tras año, Mikaila vende su limonada en eventos de jóvenes emprendedores donando parte de las ventas a organizaciones americanas e internacionales que luchan para salvar a las abejas con el lema 'Buy a Bottle…Save a Bee’ (Compra una botella… Salva una abeja). 

Con 13 años, la niña sigue vendiendo su limonada en su stand particular como en sus inicios en 2009 mientras presenta talleres y cursos sobre el mundo de las abejas. Su idea se ha convertido en millonaria, ya que además las grandes cadenas de alimentación de Estados Unidos como Whole Foods y un gran número de restaurantes del país comercializan su limonada, que normalmente ‘vuela’ de las estanterías: se venden 360.000 botellas de Me & the Bees Lemonade al año. 

Fotografía de varios de los productos de Me & the Bees Lemonade.
Varios de los productos de Me & the Bees Lemonade. / Facebook Me & the Bees Lemonade.

"Yo hacía todo sola al comienzo. A medida que el negocio empezó a crecer, tuve que reconocer que no podía hacerlo sola. Ahí fue cuando le pregunté a mis padres cómo conseguir un logo, un fabricante, y distribuir en más tiendas", explica en declaraciones a la ‘BBC’.

En 2016, Whole Foods le propuso un contrato de 11 millones de dólares por distribuir la limonada en sus supermercados, convirtiendo a Mikaila en millonaria. Incluso el presidente por aquel entonces Barack Obama quiso conocerla en persona y degustó la especial limonada. 

Su madre D’Andra, es especialista en marketing y ventas, mientras que su padre, Theo, maneja el área de operaciones. El apoyo a la creativa idea de su hija ha sido fundamental para alcanzar el éxito. Sin duda alguna, otra muestra de que los niños pueden tener grandes ideas de negocio (y de que hay que hacerles caso).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios