Empleo público

'Mindfulness', oratoria, ética...así forma Montoro a los futuros directivos públicos

El Gobierno primará la presencia de mujeres en los cursos formativos para altos funcionarios de 2018 y les reserva el 40% de las plazas disponibles

Expertos del INAP apuestan por la colaboración sociedad-administración para "coproducir" servicios para los ciudadanos
Los cursos para directivos públicos del INAP primarán la presencia de mujeres

Conocer las técnicas de relajación y gestión del estrés asociadas al 'mindfulness' para controlar la presión producida por el trabajo, trabajar la oratoria y dominar los recursos de estilo que permitan comunicar de la forma más persuasiva posible o disponer de los conocimientos necesarios para detectar disfuncionalidades en el funcionamiento de la Administración que puedan constituir delito, conflicto de interés o práctica contraria a la ética pública. Éstas serán algunas de las materias que el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), el brazo formativo de la Administración del Estado dependiente del Ministerio de Hacienda, impartirá durante 2018 a los futuros directivos públicos en el marco de su programa de formación para altos funcionarios del Estado.

Los objetivos del programa diseñado por el equipo de formadores del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no puede ser más ambiciosos. "El INAP desea ser un actor central en la transformación de la Administración Pública que ayude a construir la sociedad española del futuro", señala la resolución del instituto público, que asume su responsabilidad de formar a los futuros directivos del sector público para "afrontar los retos de servir y crear valor público para una sociedad plural, diversa, inclusiva, abierta, independiente y participativa, y promueva la extensión de valor públicos para la transformación cultural de la Administración Pública".

Un reto de toda una vida que el instituto formativo público sustancia en una decena de módulos formativos asociadas a cinco áreas de capacitación: Dirección y Gestión Pública, Actividad y Procedimiento Administrativo, Elaboración Normativa, Gestión Económica y Habilidades Profesionales. 

Así se manda en la Administración. En el área de dirección y gestión pública se trabajan dos competencias básicas. La primera es aprender todo lo que se necesita saber sobre cómo elaborar un Plan Estratégico en la Administración Pública, lo que incluye desde asuntos tan básicos como la definición de las fases necesarias para elaborar un plan de esta naturaleza o la realización de informes DAFO a otras algo más controvertidas como los requisitos a cumplir en materia de participación pública y transparencia o el modo de establecer criterios de evaluación de las políticas públicas, un terreno casi inexplorado en las Administraciones Públicas de España. La segunda es más peliaguda y se trata de proporcionar a los aspirantes a directivo público unas guías sobre cómo desenvolverse para evitar problemas con la Justicia o con la regulación administrativa de los conflictos de interés en el desarrollo de las políticas públicas, es lo que vendría a ser una especie de 'compliance' del sector público y se encuadra en el concepto genérico de Ética Pública.

Las 'tuberías' del sector público. El área de actividad y procedimiento administrativa sitúa a los alumnos ante la típica materia cuyo enunciado evoca un interminable y aburridísimo manual que hay que estudiar, pero que, en realidad, es la base de un brillante futuro para cualquier directivo público...especialmente si aspira a que su paso por la Administración sea solo una estación de paso para su salto al sector privado. El dominio del procedimiento administrativo es una de las habilidades que más valoran los grandes despachos y consultoras del sector privado a la hora de 'pescar' talento en la Administración a través de las llamadas puertas giratorias. Este año el INAP pondrá el acento en formar a los altos funcionarios en todo lo relacionado con la responsabilidad patrimonial de la Administración - muy de actualidad por casos como el Castor o el rescate de las autopistas de peaje- y en la reforma de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público

¿Cómo se hace una ley? En el módulo de elaboración normativa los futuros directivos públicos recibirán toda la información sobre lo que deben tener en cuenta durante el proceso de puesta en marcha de un proceso normativo: cómo debe redactarse, a qué organismos se debe pedir informe preceptivo, cómo redactar una memoria de impacto... Lo más sorprendente de este temario es lo más básico. ¿Sabían que el Gobierno antes de activar una ley debe observar los principios de legalidad, acierto y oportunidad?

Las procelosas aguas de la 'contratación responsable'. La contratación pública puede ser un potente instrumento de cambio económico...o no. Recién aprobada la nueva Ley de Contratos del Sector Público el INAP instruirá a los alumnos y alumnas sobre las posibilidades que ofrece para la inclusión de cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de los contratos públicos para obligar a que las empresas cumplan determinados criterios. También les mostrará el diferente efecto que tienen esas cláusulas si se activan en la fase de preparación, adjudicación o ejecución del contrato.

el dato

Más de 250 funcionarios de alto nivel

Son los que podrán participar en los cursos para directivos o predirectivos diseñados por el INAP para el curso formativo de 2018.

Construyendo el directivo público del siglo XXI. Al margen del conocimiento de las técnicas del 'mindfullness' para mejorar la productividad de los directivos públicos, la gran novedad del área este año es el adiestramiento en las habilidades necesarias para realizar presentaciones en público. El Estado quiere directivos más cercanos, más persuasivos, que superen el lastre del gris lenguaje administrativo y consigan la atención de sus auditorios. Un grupo de 18 altos funcionarios y funcionarias recibirán este año por primera vez formación en las técnicas propias de la oratoria: desde la superación del miedo escénico, a la presentación armónica de voz, gestos, postura y mirada, el juego de los silencios, cómo suscitar la participación del auditorio o la importancia de poner un broche de oro a cualquier presentación.

Promover la formación de futuras directivas

Alrededor de 250 funcionarios de alto rango (entre los niveles 26 y 30 de la Administración) podrán participar en alguno de los cursos antes descritos, siguiendo criterios de distribución equitativa entre departamentos, relevancia real de las competencias para los puestos que desempeñan e inscripción en función del interés demostrado. 

El INAP priorizará la participación en los mismos de funcionarias de alto rango y para ello ha dispuesto una reserva del 40% de las plazas para mujeres, que únicamente no se aplicará si no se cubren el número de solicitudes reservado. En este sentido, se dará prioridad a aquellas funcionarias que se hayan incorporado al servicio activo procedentes de un permiso de maternidad o que hayan reingresado desde la situación de excedencia por guarda legal o atención a dependientes. Este criterio también se aplicará para los funcionarios hombres.

'Mindfulness', oratoria, ética...así forma Montoro a los futuros directivos públicos

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios