Misión en países bálticos, con 4 Eurofighter, se despliega lunes en Estonia

  • La nueva misión aérea en los países bálticos, integrada por cuatro aviones de combate Eurofighter, se desplegará el próximo lunes en una base cercana a Tallin (Estonia) para participar en la operación de vigilancia del espacio aéreo del Báltico de la OTAN.

Madrid, 26 dic.- La nueva misión aérea en los países bálticos, integrada por cuatro aviones de combate Eurofighter, se desplegará el próximo lunes en una base cercana a Tallin (Estonia) para participar en la operación de vigilancia del espacio aéreo del Báltico de la OTAN.

El lunes volarán desde España hacia la capital de Estonia los Eurofighter y el grueso de la misión, unos 120 militares, que irán a bordo de un Boeing del Ejército del Aire, han confirmado hoy a Efe fuentes del Ejército del Aire.

Previamente, mañana saldrán hacia Estonia el jefe del destacamento aéreo y cinco oficiales, y el domingo se desplazará a la zona un avión de transporte Hércules, con diverso material y los mecánicos encargados del mantenimiento de los aviones.

La misión se ubicará en la base aérea Amari, a unos 40 kilómetros de Tallín, y tiene previsto estar plenamente operativa el 2 de enero, fecha en la que los cazas españoles comenzarán a responsabilizarse de la vigilancia del espacio aéreo de los países bálticos.

Los cuatro Eurofighter pertenecen a la base aérea de Morón y permanecerán durante el primer trimestre del próximo año en la misión de la OTAN, según decidió el Gobierno en la cumbre de la Alianza de Gales el pasado septiembre.

El envío de estos aviones forma parte de la oferta española a la Alianza de anticipar de 2016 a estas fechas su contribución ante la crisis de Ucrania.

Según los últimos datos de la OTAN, en lo que va de año los aviones aliados que vigilan el Báltico han interceptado unos 100 aviones rusos, tres veces más que en 2013.

No es la primera vez que España despliega efectivos aéreos en los países bálticos, ya que participó en la rotación de vigilancia del Espacio Aéreo del Báltico de agosto a noviembre de 2006.

Entonces se utilizaron cuatro aviones Mirage F-1M y se desplazó un equipo integrado por 82 miembros.

La Alianza Atlántica acordó estacionar aviones de combate en Lituania y extender la cobertura aérea al Báltico a principios del año 2004 con el fin de proteger a los estados recién incorporados a la organización sin recursos para defenderse de ataques aéreos de terceros países o de grupos terroristas.

La OTAN diseñó un turno rotatorio de vigilancia entre varios países y, según el calendario actual, a España le tocaba el turno en 2016.

Mostrar comentarios