Jueves, 19.09.2019 - 17:44 h
A pesar de las malas expectativas

Montero adelanta que la revisión del PIB apunta a una subida del 2,3% este año

La ministra de Hacienda advierte que es necesario formar gobierno para poder hacer las reformas que apuntales ese crecimiento económico.

María Jesús Montero
Montero adelanta que la revisión del PIB apunta a una subida del 2,3% este año. / EFE

El Gobierno no teme a los malos augurios ni a los datos que apunta a una ralentización del crecimiento económico y confirma que su idea es elevar al menos una décima, hasta el 2,3% la previsión oficial de crecimiento del PIB para este año en nuestro país. Así lo ha confirmado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este lunes, en una entrevista concedida a la Cadena Ser, en la que no ha descartado incluso que la economía progrese todavía más que esa cota revisada. 

Las declaraciones de la titular e Hacienda corroboran la versión oficial de optimismo que se 'vende' desde el gabinete de Pedro Sánchez, a pesar de la amenaza que suponen los últimos datos del paro, que ha sido malo tanto en su registro mensual como en el trimestral, así como los de la producción industrial, que se desplomó en el mes de julio.

El problema de esas previsiones macroeconómicas tan optimistas es que necesitan que detrás haya un Gobierno a pleno rendicmiento, y no un Ejecutivo en funciones, como hasta ahora, con el que no se pueden llevar a cabo todas las reformas estructurales que son necesarias. Montero ha admitido que la prolongación de actual situación de inestabilidad política puede ralentizar la marcha de la economía este año y el próximo.

"Claro que afecta al crecimiento económico la incertidumbre", ha subrayado la ministra, que ha reconocido que Hacienda ya tiene "bastante avanzado" el esqueleto técnico de unos Presupuestos Generales del Estado para 2020. A pesar de la premura y de que no se ve clara la opción de tener un Gobierno en septiembre, la ministra de Hacienda asegura que los Presupuestos "se pueden aprobar".

Y cuestionada sobre si quiere repetir al frente de Hacienda, Montero ha reconocido que le gustaría "terminar el trabajo" iniciado con los Presupuestos de 2019 y que finalmente no pudieron salir adelante. Aún así, ha reprochado este lunes a "los que tumbaron los Presupuestos Generales" que ahora pidan cuentas por la situación económica de las Comunidades Autónomas, que no pueden recibir cerca de 7.000 millones de las entregas a cuenta y la liquidación del IVA.

"Las acciones tienen consecuencias: sin cuentas no se pueden actualizar las entregas a cuenta ni la liquidación del IVA", ha afirmado tras rechazar que se esté usando este elemento como medida de presión a otros partidos para desbloquear la investidura. "Esto es consecuencia del voto del PP y los independentistas (...) No se puede soplar y sorber", ha reiterado la ministra de Hacienda.

Al hilo de Calviño y frente a la UE

Las declaraciones de la ministra Montero coinciden en el tiempo con las que la semana pasada hacia la titular de Economía, Nadia Calviño, que ya corroboró la intención del Gobierno de elevar la previsión de crecimiento alguna décima, aunque sin precisar todavía bien en cuanto. La ministra advirtió que en esa contabilidad para calcular el PIB puede contar incluso este verano con una aportación positiva del sector exterior, que hasta ahora había frenado su saldo neto de crecimiento ante el auge de las importación. El mayor control del consumo y de la demanda interna, que estaría acorde con los malos datos del paro, son lo que hace que las exportaciones, que aún se mantienen fuertes, puedan destacar más su parte del crecimiento económico. 

La propia Comisión Europea, en sus recomendaciones del primer semestre del año, ha advertido a España que es necesario ponerse cuanto antes a reducir el déficit fiscal de la economía y poner en marcha todo un paquete de políticas de empleo que permitan atajar el problema del paro. La UE se queja siempre, además, de la dispersión regulatoria que se da en España y la necesidad de asegurar la unidad del mercado, entre otas observaciones clásicas, como la del sostenimiento de las pensiones. 

Ahora en Portada 

Comentarios