Jueves, 19.09.2019 - 01:01 h
La clave está en controlar el déficit

Montero admite la derrota pero asegura que "aún hay cosas que se pueden hacer"

La ministra de Hacienda asegura que seguirá trabajando hasta el último día y espera que los ciudadanos tomen nota de quienes son los que bloquean.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
Montero admite la derrota pero asegura que "aún hay cosas que se pueden hacer". / EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, solo pudo reconocer y lamentar su derrota tras el debate presupuestario e insistir en que “seguiremos trabajando hasta el último día”. Montero no entró al debate sobre si el presidente iba a convocar elecciones tras el rechazo de sus cuentas, si bien admitió que ya se ha advertido que, sin unos presupuestos para hacer sus políticas, “la legislatura se acorta”.

A pesar de su derrota, la titular de Hacienda advirtió que todavía hay cuestione sen el Congreso que “pueden salir por decreto y una serie de leyes importantes que están paralizadas por las ampliaciones de plazo para enmiendas que ha provocado la derecha de tres cabezas que paraliza las instituciones”, explicó.

Montero señaló que, a corto plazo y pendientes de lo que pase con unas posibles elecciones, lo que ahora le compete a su ministerio es intentar adaptar sus iniciativas a la prórroga de los presupuestos anteriores y tratar de que eso no dispare el déficit público muy por encima de lo que ha marcado la UE. La ministra adelantó que el riesgo está en cerrar el año con un déficit de entre el 2,2% y el 2,4% del PIB, frente al 1,8% que se pretendía marcar con la senda del déficit de las cuentas rechazadas.

“El Gobierno va a seguir trabajando por lo que la derecha quiere que no se arregle en este país, como la subida del SMI, mejoras en la vivienda, el recibo de la luz, la dependencia y otros muchos problemas que la gente tiene en su casa”, señaló Montero, para remachar su esperanza de “que los ciudadanos tomen nota de que parte de la política está dando la espalda a estos problemas”.

En la misma puerta del Hemiciclo tras la votación de las enmiendas a la totalidad del Presupuesto, Montero ha defendido que el Gobierno siempre ha tendido la mano a los independentistas para dialogar, pero dentro del marco legal, en el que no entra la autodeterminación y se defiende la separación de poderes y la independencia de la Justicia. Ya en clave electoral, la ministra advirtió que “los ciudadanos tienen que ver quienes están dispuestos a dialogar y quienes van solo a torpedear”.

Ahora en Portada 

Comentarios