Jueves, 27.06.2019 - 07:08 h
El alza total este año, del 2,5%

Montero asegura que subirá el 0,25% extra a los funcionarios en el mes de julio

La ministra de Hacienda rebaja el tono de Teresa Ribera y descarta una subida "inminente" del impuesto al diésel para el año 2019.

María Jesús Montero bolo
Montero asegura que subirá el 0,25% extra a los funcionarios en el mes de julio / EFE

Los trabajadores públicos recibirán una alegría en sus cuentas bancarias el mes que viene. En concreto, los funcionarios percibirán en sus nóminas de julio la subida salarial extraordinaria del 0,25% ligada a la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018 y pactada con los sindicatos. Así lo ha avanzado la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en declaraciones a los medios tras visitar junto con el director general de la AEAT, Jesús Gascón, la plataforma de Renta de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Madrid. 

"Creemos que sí, al menos es lo que tenemos previsto", ha afirmado Montero, quien ha añadido que espera que no haya "ningún inconveniente" para que pueda llevarse a cabo. Así se lo venían reclamando los sindicatos, que temían que la subida salarial no se hiciese efectiva como mínimo hasta la nómina del mes de agosto.

Dado que el INE confirmó en marzo que la economía española creció un 2,6% el ejercicio pasado, los funcionarios verán incrementada su subida salarial en otro 0,25%, ya que el acuerdo suscrito con los funcionarios por el Gobierno y consensuado previamente con el Ejecutivo de Mariano Rajoy establecía dicho aumento en caso de que la economía española creciese por encima del 2,5%. Este nuevo aumento del 0,25%, sumado al alza del 2,25% de enero, eleva el la subida salarial de este año al 2,5%.

Además, hay que recordar que a la subida salarial del 2,5% asegurada para este año podría sumarse también otro 0,25% de fondos adicionales, si bien este alza debe ser negociado por los sindicatos con cada administración, según lo fijado en los acuerdos con los sindicatos.

El Ejecutivo mantiene sus planes

Por otro lado, Montero ha descartado una subida "inminente para el año 2019" del impuesto al diésel, y ha dicho que la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que aseguró que el Gobierno se pondrá a trabajar "con la mayor diligencia" para revisar la fiscalidad que se aplica al diésel, lo que estaba planteando era una "obviedad", ya que el Ejecutivo "no ha cambiado su política fiscal ni tiene variación respecto a lo planteado en el proyecto de Presupuestos ni en las leyes aprobadas".

"No se trata de que (la subida) sea inminente para 2019 porque estamos discutiendo preguntas sobre la conformación del propio Gobierno; los tiempos corren para poder tramitar una modificación fiscal o el proyecto de PGE, hace falta tiempo suficiente para que pueda entrar en vigor", ha especificado Montero.

En este sentido, Montero ha indicado que el objetivo es eliminar una bonificación que tenía este carburante (diésel) respecto a la gasolina, ya que "se ha demostrado que la contaminación tiene unos niveles similares y no tiene sentido que haya diferencia". Por ello, ha insistido en que la pretensión del Ejecutivo es acercar "progresivamente" el precio del diésel al de la gasolina, algo que es "bastante común en otros países".

La titular de Hacienda en funciones ha asegurado que la medida no es por "afán recaudatorio", sino por promover comportamientos en beneficio del medio ambiente, al ser una "prioridad" para el Gobierno, añadiendo que la industria debe adaptarse y ser "más cuidadosos" con la emisión de CO2, así como los ciudadanos asumir "conductas" que contribuyan con el planeta.

Ahora en Portada 

Comentarios