El Gobierno apura los plazos

Montero evita al Congreso y no hablará de los PGE hasta el día 20 de diciembre

El presidente de la Comisión de Presupuestos, de Ciudadanos, había citado a la ministra para que hablara del asunto la próxima semana.

María Jesús Montero
Montero evita al Congreso y no hablará de los PGE hasta el día 20 de diciembre. / EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no está dispuesta a exponerse a una comparecencia parlamentaria sobre los Presupuestos de 2019 en plena negociación política para encontrar los apoyos para sacarlos delante y en pleno debate interno dentro del Gobierno respecto a la mayor o menor oportunidad de presentar el proyecto si no se consiguen esos apoyos. Un contexto de incertidumbre que ha devenido en tormenta política después de que el presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso, Francisco de la Torre, a la sazón diputado por Ciudadanos, se saltara el protocolo habitual y decidiera fijar unilateralmente para el próximo día 21 de noviembre una comparecencia de la ministra de Hacienda sin el visto bueno de ésta.

La ministra no va a acudir a la cita y así se lo ha hecho saber a la Comisión de Presupuestos. Los presupuestos están en fase de negociación y Montero entiende que es más lógico aproximar su comparecencia al momento de posible presentación del proyecto presupuestario, y por eso ha propuesto la fecha del 2o de diciembre para sustanciar esa comparecencia. La polémica está servida.

"Es impresentable la actitud del presidente de esta Comisión y deshonra el cargo que ostenta", le ha afeado a Francisco de la Torre el portavoz del Grupo Socialista, Javier Lasarte, por su decisión de citar a la ministra de Hacienda sin su consentimiento expreso "y luego filtrarlo a un medio de comunicación".

Según fuentes de la Comisión, el órgano había solicitado la comparecencia de la ministra hace alrededor de un mes sin obtener una respuesta a la misma desde entonces, lo que parece haber desencadenado la decisión del presidente de la comisión.

Las fuentes gubernamentales consultadas trasladan la sospecha de que la citación parlamentaria de la ministra fuera simplemente una encerrona para forzar al Gobierno a pronunciarse de forma expresa sobre la potencial presentación, o no, del proyecto presupuestario, un anzuelo que no están dispuestos a morder.

La intención del Gobierno

Montero aseguró en los pasillos de la Cámara Baja que el Gobierno está "trabajando día y noche" en las cuentas públicas y que la "intención" es presentarlas antes de que termine 2019, ya que el objetivo es que la "recuperación económica pueda llegar a las familias". La titular del Ministerio de Hacienda señaló que están "intentado conseguir los acuerdos necesarios" y que están en "conversaciones con los grupos", por lo que apeló a la "prudencia" porque "si no las negociaciones pueden no llegar a buen puerto".

Al ser preguntada si el Gobierno los llevará al Parlamento si ERC y PDeCAT confirman que no los respaldarán, Montero indicó que "lo importante para este país es que se puedan aprobar los presupuestos" y los ciudadanos puedan "beneficiarse" de las medidas sociales que incluyen. En las últimas horas, se había deslizado la posibilidad de que el Gobierno no presentase las cuentas públicas si no alcanzaba los apoyos necesarios. En esa línea se han manifestado también algunos diputados del PSOE que ya asumen que Sánchez no mandará al Congreso los Presupuestos sin tener antes los respaldos cerrados.

"Cómo se consiguen las alianzas son cuestiones que pertenecen al ámbito de la negociación", afirmó la ministra, para añadir que ella es partidaria" que se aprueben los PGE y que "cualquier otra cuestión" le parece "menor".

Ahora en Portada 

Comentarios