Lunes, 20.01.2020 - 19:48 h
Se aprobará por Real Decreto antes de final de año

Montero mantiene en módulos a 200.000 autónomos tras la presión de los 'lobbies'

Pospone un año más la disposición que dejaría fuera del polémico Régimen de Estimación Objetiva a la mitad de los 400.000 contribuyentes actuales.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones./ Europa Press

Entre las estrecheces competenciales que la normativa española impone a los gobiernos en funciones, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha encontrado el resquicio para dar carrete un año más al controvertido régimen de tributación por módulos, en virtud del cual el Fisco estima la contribución fiscal a pagar por 400.000 profesionales autónomos no por lo que facturan sino a partir de una serie de criterios objetivos (empleo, superficie del local, carga transportada...) y que según buena parte del colectivo de inspectores de Hacienda ampara uno de los nichos de fraude fiscal más recalcitrantes de todo el sistema.

El Gobierno aprobará antes de que finalice el año -previsiblemente el próximo 27 de diciembre- un Real Decreto que pospondrá un año más la entrada en vigor de la disposición del Gobierno Rajoy que obliga a rebajar el umbral máximo de facturación para acceder al régimen de módulos, según han confirmado a La Información fuentes gubernamentales. En virtud de este ajuste legal, que ya debería haber entrado en vigor en 2018 si su aplicación efectiva no hubiera sido retrasada primero por Cristóbal Montoro y el año pasado por María Jesús Montero, el umbral de exclusión para poder tributar por módulos debería haberse reducido desde los 125.000 euros facturados a otros empresarios y profesionales de la actualidad hasta los 75.000 euros, un recorte que daría con los huesos de cerca de 200.000 profesionales autónomos -alrededor de la mitad de los que ahora tributan por módulos- en el Régimen de Estimación Directa, es decir, tributando por sus ingresos efectivos y no por otros criterios.

El colectivo de los autónomos no las tenía esta vez todas consigo en este asunto. El Gobierno sometió a consulta pública el pasado mes de octubre un proyecto de Orden Ministerial que congelaba el valor de los parámetros objetivos que se tienen en cuenta a la hora de calcular esos módulos a partir de los cuales se tributa en este régimen especial, pero que nada decía sobre esos umbrales de exclusión que desde que entrara en vigor la reforma del IRPF del Gobierno Rajoy se han convertido en una amenaza latente para los conocidos como 'moduleros'. 

Hacienda, además, echó entonces balones fuera en relación a la posibilidad de posponer una vez más el tijeretazo al régimen de módulos planificado en su día por Cristóbal Montoro bajo el argumento de que su carácter de 'en funciones' restringía su margen de maniobra. La situación ha mantenido en vilo durante estas semanas a unos 200.000 'moduleros' que desconocían si a partir del próximo 1 de enero iban a poder seguir tributando igual que hasta ahora o, por el contrario, iban a tener que empezar a aplicar los tipos del IRPF como cualquier otro contribuyente al uso. La decisión del Gobierno garantiza a los contribuyentes del Régimen de Estimación Objetiva -389.000, según el último balance oficial de Hacienda- un año más de tranquilidad a la espera de la reforma que se avecina.

Un régimen fiscal en el punto de mira

La reforma del Impuesto sobre la Renta impulsada por el equipo de Cristóbal Montoro expulsó del régimen de módulos a los trabajadores de los sectores de la construcción y la industria -con muy contadas excepciones- y estableció unos umbrales máximos de facturación por encima de los cuales no se podía tributar por este sistema: rendimientos íntegros o compras de bienes y servicios superiores a los 250.000 euros y facturación de servicios a otros profesionales y empresarios por más de 125.000 euros. Unos umbrales que en 2018 debían experimentar una nueva reducción para quedar en 125.000 euros de rendimientos íntegros o compras de bienes y servicios y 75.000 de facturación a terceros.

El objetivo era acotar al máximo el perímetro de un sistema por el que hace una década tributaban 650.000 empresarios y profesionales y que hoy ha quedado reducido prácticamente a la mitad tras los esfuerzos denodados de la Administración Tributaria por normalizar la tributación por IRPF de sus beneficiarios, sobre los que siempre ha pesado la sospecha de ocultar ingresos para poder pagar sus impuestos a través de este régimen especial. El colectivo de Inspectores de Hacienda lleva años advirtiendo que este régimen especial, creado a mediados de los ochenta para hacer tributar algo a un pequeño comercio que era imposible de controlar por la Administración Tributaria, se ha convertido en un nido de ocultación de ingresos y facturas falsas.

el dato

En sólo una década el número de contribuyentes dentro del régimen de módulos se ha reducido de 650.000 a poco más de 390.000 empresarios y profesionales

Datos del Ministerio de Hacienda

Si no se ha ido más allá es porque los autónomos se han convertido en un objetivo prioritario para los partidos políticos y sus principales organizaciones han hecho del repliegue gradual de este sistema una de sus banderas. El presidente de la organización más representativa del colectivo (ATA), Lorenzo Amor, advierte de que una retirada de una sola tacada del sistema actual pondría en riesgo muchos negocios y defiende que ésta se haga de manera gradual, en varios años, para permitir a esos 200.000 profesionales ir adaptándose al nuevo escenario. De hecho, fuentes de las organizaciones de autónomos y otras no oficiales del Ministerio de Hacienda aseguran que ya está avanzada una solución que plantearía esa rebaja de los 'umbrales de exclusión' a ese límite de los 75.000 euros en un periodo de tres años. Fuentes oficiales del Ministerio de Hacienda aseguran que se trata únicamente de una propuesta del colectivo y que no se ha valorado la posibilidad de aplicarla.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING