Moody's advierte del aumento de los riesgos de impago de deuda de Puerto Rico

  • La agencia de calificación Moody's advirtió hoy de que Puerto Rico tiene la "frecuencia esperada de impagos", que relaciona deuda emitida y expectativas del mercado, más elevada de todos los países que estudia.

San Juan, 29 oct.- La agencia de calificación Moody's advirtió hoy de que Puerto Rico tiene la "frecuencia esperada de impagos", que relaciona deuda emitida y expectativas del mercado, más elevada de todos los países que estudia.

En su último informe sobre la economía puertorriqueña, la agencia añade que esta semana ese índice se situó en el 15,65 %, un ratio que hace un mes era del 10,42 %.

Este porcentaje es superior al de cualquier estado de EE.UU. y, por países, sólo está cerca Argentina, con el 6,37 % en esta semana, pero con un 10,26 % a comienzos de octubre.

Ningún país del área de Asia y el Pacífico estudiado por Moody's llega al punto porcentual, mientras que en Europa sólo lo superan Chipre (2,21 %), Grecia (1,28 %) y Ucrania (1,21 %).

En América, sólo Jamaica alcanza el 1,39 % y Venezuela el 2,19 %; mientras que en Oriente Medio y África únicamente destaca Pakistán (1,46 %).

"Los inversores son cada vez más pesimistas sobre los problemas que afectan a Puerto Rico. La isla tiene una tasa de desempleo mucho mayor que cualquier estado de EE.UU. y la falta de perspectivas laborales está llevando a los puertorriqueños a emigrar", asegura la agencia de calificación en su último informe sobre la economía boricua.

"La población y la economía de Puerto Rico se están hundiendo, mientras que el endeudamiento gubernamental ha aumentado rápidamente en los últimos años", resume Moody's, que apunta que la deuda respalda por impuestos han pasado de 35.200 millones de dólares en 2008 a 53.000 millones en 2012.

En ese periodo, el porcentaje de ese tipo de deuda en función de los ingresos personales ha pasado de representar el 66,3 % hasta el 88,9 % actual. Además, desde que se desató la crisis, en 2007, se han destruido cerca de 300.000 puestos de trabajo, lo que supone en torno al 22 % de la masa laboral.

El estancamiento económico y la falta de perspectivas laborales también están desatando la violencia en esta isla, que tiene el estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU., por lo que comparte leyes federales, pero tiene una regulación fiscal que en ocasiones es más atractiva.

De hecho, parte del exceso de endeudamiento de la isla se debe a que sus bonos municipales están exentos de impuestos federal, estatales y locales en todos los estados de EE.UU., lo que ha contribuido a que haya una gran demanda.

De ahí la preocupación de las autoridades de que, si incurren en impagos, buena parte de los fondos de inversión estadounidenses se vean afectados, tal y como ocurrió con otros tipos de deuda en el estallido de la crisis financiera de 2008.

Moody's mantiene su nota de Baa3 para las obligaciones de la isla (el último escalón antes de considerarlas inversiones especulativas o "bonos basura"), con una perspectiva negativa.

El hecho de que aún no esté en el rango de las inversiones especulativas ha evitado que muchos inversores se desprendan de su deuda, obligados por los códigos internos de sus compañías.

Para tratar de evitar esa revisión a la baja, el Gobierno local está implantando todo tipo de recortes de gastos y aumentos de impuestos, tal y como reclama Wall Street, al tiempo que trata de convencer a los analistas de que nada pondrá en peligro el reintegro de la deuda.

La semana pasada el gobernador Alejandro García Padilla difundió una carta pública en la que insistía una vez más en que "seguiremos haciendo todo lo necesario para que Puerto Rico cumpla con sus compromisos, no sólo porque es una obligación constitucional, sino también una obligación moral".

García Padilla está ahora está en Washington, donde mañana participará en la cumbre "Select USA", organizada por la Administración de Barack Obama para atraer inversión extranjera a EE.UU., porque, según dijo en un comunicado, "estamos convencidos de que nuestra isla es un gran lugar para que empresarios extranjeros vengan a invertir".

Mostrar comentarios