Malas perspectivas 

Moody's asesta otro golpe a la economía española y pone a las CCAA en negativo

La agencia señala que la caída de los ingresos y el aumento de los gastos conllevará un aumento del déficit autonómico en 2021, que será "un reto" reconducir a corto plazo debido a la "incertidumbre". 

Moody's mantiene la calificación de Cataluña tras la aplicación del artículo 155
Moody's asesta otro golpe a la economía española y pone a las CCAA en negativo. 
EFE

Nuevo golpe a la economía española. La agencia de medición de riesgos Moody's ha advertido este martes de que las comunidades autónomas españolas se encuentran en perspectiva negativa debido al impacto de la pandemia de coronavirus en su situación fiscal. En un informe publicado por el Servicio a Inversores de Moody's y que recoge Efe, la agencia señala que la caída de los ingresos y el aumento de los gastos conllevará un aumento del déficit autonómico en 2021, que será "un reto" reconducir a corto plazo debido a la "incertidumbre" que rodea la recuperación de la economía española.

Este aumento del déficit y, por consiguiente, de la deuda autonómica elevará el ratio de deuda con respecto a ingresos, rompiendo la tendencia iniciada en el año 2016.  Moody's espera que las regiones reciban transferencias del Estado y fondos europeos en 2021, aunque cree que no serán suficientes para mitigar el impacto de la pandemia, ya que las necesidades de financiación de las comunidades autónomas se elevarán hasta los 49.000 millones de euros, frente a los 34.500 millones de 2019.  

Por su parte, la agencia prevé que la economía española crezca un 6% en 2021, tras haber caído un 11,4% en 2020, en un contexto en el que la recuperación en toda la zona del euro será "lenta, desigual y frágil", lo que le lleva a mantener en perspectiva 'negativa' la solvencia soberana de la región. Pese a que el incremento del PIB estará a la cabeza de los países europeos este año, su recuperación desde los mínimos de la pandemia ahora es menor y se ralentiza respecto a las previsiones económicas anteriores.

De acuerdo con el informe publicado este lunes por el servicio a inversores de Moody's, "la estabilización de la deuda pública planteará un desafío político crítico", ya que supondrá una carga elevada en general y es probable que su reducción sea más gradual a medio plazo en comparación con la reducción de deuda posterior a la crisis financiera mundial de 2008.

La pandemia de coronavirus desencadenó una profunda recesión en la zona del euro en 2020 y condujo a un fuerte aumento de los coeficientes de deuda pública", dijo Steffen Dyck, vicepresidente de Moody's - Senior Credit Officer y autor del informe. "Los sólidos indicadores de asequibilidad de la deuda han suavizado el impacto negativo crediticio de una mayor carga de la deuda, limitando las implicaciones de calificación hasta la fecha".

Según Moody's, España, Portugal, Italia y Chipre son los países con mayor riesgo de un impacto en la confianza de los inversores, ya que son los que tienen una exposición económica más alta a la crisis del coronavirus y un espacio fiscal más limitado, además de mayores necesidades de financiación. La agencia de calificación proyecta un repunte del crecimiento del PIB del 4,6% en 2021 para la zona del euro, tras una contracción prevista del 7,7 % en 2020, un avance económico que estará respaldado por una política fiscal y monetaria expansiva en un entorno de tipos de interés bajos y buen acceso al crédito tanto para los hogares como para las empresas, según el informe.

España es el país para el que prevé un mayor crecimiento en 2021, fundamentalmente porque también ha sido el que más ha caído en 2020. Los países soberanos con una alta exposición económica a esta crisis, el espacio fiscal ya limitado, las limitaciones institucionales y las grandes necesidades de refinanciación están particularmente en riesgo de un shock a la confianza de los inversionistas, según Moody's.

"Dicho esto, la política monetaria de apoyo del Banco Central Europeo (BCE) y su continua disposición a 'hacer lo que sea necesario' para evitar una crisis renovada de la deuda de la zona del euro seguirán desempeñando un papel clave en el mantenimiento de la confianza y en mantener bajos los costes de financiación del gobierno", afirma la agencia.

Mostrar comentarios