Faconauto reclama a las marcas que expliciten "claramente" su apuesta por los concesionarios

Faconauto reclama a las marcas que expliciten "claramente" su apuesta por los concesionarios

"Somos, quiero recordarlo, la mejor opción para ellas a la hora de posicionar sus productos y prestar un servicio profesional y de calidad a quienes compran sus coches", afirma Roura en una tribuna de opinión distribuida por la propia Faconauto.

El presidente de la asociación defiende en la tribuna que los concesionarios "seguirán existiendo" y califica de "positivo" el resultado del sector en 2016. "Sin duda, ha sido el año de la estabilización de los concesionarios y de la automoción en general en España", señala.

Para Roura, "la crisis ha quedado aparcada, pero aparcada no quiere decir que esté definitivamente enterrada". "Parece que el estado natural de los concesionarios tiene que ser la inquietud", lamenta antes de señalar que el sector está "afrontando muchos cambios operativos" y se ve "obligado a hacer frente a nuevos modelos de negocio" de los que no puede "quedar fuera".

"Estos modelos de negocio, todos lo sabemos, tienen que ver también con los nuevos enfoques que están dando los fabricantes a su futuro y a su modo de entender la venta de sus coches", explica.

"La pregunta que, especialmente durante el año pasado, ha flotado en el ambiente es si los concesionarios seguiremos siendo necesarios a la vista de algunos planteamientos por parte de las marcas: venta por Internet, exposiciones virtuales o la tentación de hacer crecer otros canales de venta", indica.

"Pues bien, conviene responder categóricamente a esta pregunta: la distribución de coches se seguirá basando en el modelo actual y será dominante la participación de los concesionarios, que sufrirán una evolución, pero no una revolución", asegura.

RENTABILIDAD DEL 3%.

El presidente de Facunauto defiende el esfuerzo de los concesionarios, su perfil a menudo de empresa familiar y las inversiones que acometen. "Que la rentabilidad sobre facturación de este año se quede en un escaso 1,5% refleja la realidad que vivimos. Nuestro negocio no se justifica sin una rentabilidad que se acerque al 3%", señala.

"Eso sí, nosotros no podemos quedarnos parados. El concesionario que no esté alerta lo va a pasar muy mal en los próximos años. Por ello, insisto en el matiz, la crisis está aparcada pero no enterrada. La crisis se llevó 1.300 concesionarios y, si no hay adaptación por nuestra parte, podrán desaparecer más en el futuro", asegura.

Para concluir, Roura considera que "los verdaderos desafíos de la distribución y reparación de vehículos serán tener una relación óptima con el cliente, innovar para tener un retorno mayor, aprovechar al máximo las nuevas tecnologías y hacer todo lo necesario para que el negocio sea rentable".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios