De Meo, sobre el proceso catalán: "Seat debe adaptarse, como con el Brexit"

El presidente de la compañía española ha afirmado que están teniendo en cuenta posibles "situaciones, no es una discusión como si hubiera un terremoto".

Seat cuenta con la fábrica de automóviles más grande de España, situada en Martorell. En el año 2016 exportó el 81% de sus vehículos.

Seat lanzará en 2018 un tercer todocamino, más grande que el Ateca

Seat, el mayor fabricante de vehículos de España, está muy pendiente del conflicto político entre el Gobierno y la Generalitat. Su sede está en Barcelona y el presidente de la compañia, Luca de Meo, ha asegurado que están preparados para adaptarse a las condiciones del país, como han hecho con el Brexit, pase lo que pase el próximo 1 de octubre si se realiza el referéndum en Cataluña.

En el Salón del Automóvil de Frankfurt, De Meo ha afirmado que "hacer previsiones es muy difícil. Siempre hemos dicho que no no metemos en ese tema. Pero tenemos raíces en Cataluña y España". Porque la historia de Seat va ligada a Barcelona desde que comenzara su actividad industrial en la planta de la Zona Franca de la Ciudad Condal. A día, de hoy, tiene su sede en Martorell, una de las fábricas más modernas de Europa y que fue inaugurada en 1993. En el año 2016, Seat exportó el 81% de sus vehículos y logró un beneficio operativo de 143 millones de euros.

Lo que sí tiene claro Seat es que, como a cualquier empresa, le interesa "la estabilidad" para poder contar "con un poco de perspectiva" de cara al futuro que le permita continuar invirtiendo en nuevos modelos y así mantener la línea ascendente de la compañía. "La decisión es de los españoles, de los catalanes", ha recordado De Meo, aunque todo es una hipótesis, ya que el Tribunal Constitucional no va a permitir que los ciudadanos de Cataluña acudan a las urnas.

Aún así y ante la posibilidad de que en apenas unas semanas se completara el proceso separatista y Seat quedara en una Cataluña independiente, el presidente de la compañía ha dejado entrever que es algo que vienen planteándose desde hace tiempo. Han analizado la situación con antelación y lo que han preparado ante cualquier eventualidad "no es un plan B, tenemos en cuenta las situaciones. No es una discusión como si hubiera un terremoto ni una erupción volcánica. Sabemos cómo hay que adaptarse".

De Meo ha recordado lo sucedido hace unos meses en Gran Bretaña y ha hecho un paralelismo con ello: "Tenemos que adaptarnos a las condiciones, como hacemos en otros países, como con el Brexit".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios