La tibieza de Seat ante el procés: 449.000 coches y 14.500 empleados en Cataluña

El presidente de la compañía con sede en Cataluña ha recordado que tienen raíces "en Barcelona y en España", por lo que solo pide "estabilidad" para "tener perspectiva de futuro".

La fábrica de Seat en Martorell es la más grande de España y junto a la de componentes en El Prat suman casi 14.500. Es la empresa con más empleados de Cataluña.

Le interesa leer: Audi Aicon, el autónomo premium sin volante, pedales ni faros... pero que tiene un dron.

Sindicatos de Seat lamentan que el SUV no se fabrique en Martorell y piden un plan de viabilidad

Cataluña fue en el primer semestre del año la comunidad que sufrió una mayor fuga de empresas de toda España, un total de 405. El miedo a la independencia se hizo sentir de manera notable y a solo unos días del (hipotético) referéndum organizado para el 1 de octubre, Seat ha preferido ponerse de perfil respecto al conflicto político que mantienen España y Cataluña.

El presidente de Seat, Luca de Meo, afirmó durante el Salón del Automóvil de Frankfurt que el papel de la compañía en el contexto político actual de Cataluña es adaptarse a las condiciones de cada país, como hicieron en Reino Unido tras el Brexit. “Siempre hemos dicho que no entramos en este tema porque somos una empresa con raíces muy fuertes en Barcelona, en Cataluña y en España”, apostilló para recordar los lazos que unen al fabricante a una comunidad y a un país enfrentados políticamente.

Y la importancia de Seat en Cataluña la dicen los números. En 2016 fue la segunda empresa en cuanto a facturación (8.597 millones de euros), solo por detrás de Gas Natural, y la primera en cuanto a número de trabajadores por delante de Mercadona y ACS. En total, casi 14.500 empleados repartidos entre El Prat (componentes) y Martorell, esta última, una de las más modernas de Europa y que en los próximos meses cumplirá 25 años desde su inauguración.

La planta de Martorell es la más grande de España, seguida de la Citroen de Vigo, y tiene una superficie de más de 2.800.000 metros cuadrados. Actualmente, la producción diaria supera las 2.000 unidades y las ventas mundiales se situaron en 449.000 vehículos en 2016, según los datos de la compañía. Exportó el 82,4% de su volumen de negocio y se consolidó como la principal empresa industrial exportadora de España, con un 2,8% de la cifra total del país.

Fabrica actualmente los modelos Ibiza y León, además de las primeras unidades del Arona, que comenzará a venderse en España en el mes de noviembre. Además, esta planta se encarga del ensamblaje del Audi Q3. Tal y como ha asegurado Luca de Meo, “está al 90% de la capacidad” y esperan no verse “sobrepasados” con la producción el Audi A1 a partir de 2018.

De Meo no ha dado más pistas sobre la posición de la empresa respecto al procés, pero varias de las grandes compañías de Cataluña ya han preparado un plan de contingencia por si se proclama la independencia en los primeros días de octubre. Con una base: cambiar la sede a España. En cuanto a los trabajadores, la ley de transitoriedad jurídica aprobada en el Parlament permitiría que los trabajadores de Cataluña tuvieran la doble nacionalidad.España, su principal mercado

En cuanto al primer semestre de 2017, España fue el principal mercado de la compañía con 54.100 vehículos vendidos, seguido de Alemania (48.600), Reino Unido (29.500), Francia e Italia (10.500), por lo que una ruptura podría suponer un duro golpe para la marca. Sobre el proceso independentista, De Meo ha insistido en que Seat necesita “estabilidad" para tener “un poco de perspectiva" de cara al futuro.

Según sus palabras, "2017 y 2018 serán años de crecimiento si no pasa algo increíble en el mercado. Queremos entrar en una tendencia que nos permita alcanzar otro nivel, otra fase de la industria”. A día de hoy, la independencia de Cataluña tiene, al menos, algunos tintes de increíble, ya que el Tribunal Constitucional ha suspendido la ley de transitoriedad y no va permitir el referéndum.

En el año 2016, Seat, que pertenece al grupo Volkswagen, logró 232 millones de euros de beneficios, el mejor resultado financiero de la compañía desde 2001. El beneficio neto consolidado fue de 903 millones de euros si se incluyen los 671 millones de plusvalías por la venta de la filial VW Finance a Volkswagen AG.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios