Baile de fusiones en las mutuas de accidentes de trabajo

Mutua Gallega asume que no es viable y se aboca a una fusión con una 'grande'

La Directiva de la entidad renuncia al Plan de Viabilidad y acepta el esquema de 'rescate' propuesto por Trabajo. Ibermutuamur y MC Mutual, candidatas

Fotografía Mutua Gallega / Web Mutua Gallega
La cúpula directiva de Mutua Gallega desbloquea de fusión. / Mutua Gallega

Los días de Mutua Gallega están contados. En la que probablemente haya sido la decisión más difícil en sus 60 años de historia la Junta Directiva de la entidad renunció de forma definitiva el pasado miércoles a plantear un Plan de Viabilidad ante la Secretaría de Estado de Seguridad Social, según han confirmado a La Información fuentes no oficiales de la mutua y también fuentes del sector. Mutua Gallega se aboca de este modo a una fusión o absorción con alguna de las grandes mutuas del sector, que ya el pasado mes de julio - cuando afloró la complicada situación financiera de la entidad - mostraron sus cartas para integrar a la mutua galaica.

Según informan fuentes conocedoras del proceso, la Junta Directiva de Mutua Gallega intentó ponderar las posibilidades de seguir adelante por sus propios medios e incluso llegó a contactar en agosto con una consultora para realizar una suerte de 'due dilligence' de la compañía. Pero el ejercicio finalmente no prosperó. 

La apuesta de Mutua Gallega por seguir adelante por sus propios medios, alentada desde la Xunta de Galicia con el argumento de preservar la 'galeguidade' de la entidad, apenas ha aguantado un mes, como ya preveían por otra parte los representantes de los trabajadores, que manifestaron su escepticismo ante esta solución el pasado agosto. 

Sobre Mutua Gallega pesaba, además, un requerimiento de información de la Seguridad Social según el cual se le instaba a precisar las medidas que iba a adoptar para reequilibrar su situación financiera, deteriorada -como la del resto de entidades del sector- por la crecida sin control del gasto vinculado a la cobertura de las contingencias comunes, es decir, de las bajas no vinculadas de forma directa a motivos laborales. 

Con dudas más que razonables sobre su capacidad real para poder garantizarse un futuro, con la obligación legal de responder al requerimiento de la Seguridad Social para 'ahorrarse' un conflicto institucional de consecuencias difíciles de medir y con la certeza jurídica de que cualquier eventual agujero financiero que se pusiera de manifiesto al cierre del ejercicio tendría que ser cubierto por los asociados, entre los que además de un puñado de grandes empresas figura la Xunta de Galicia, la Directiva de la Mutua Gallega ha optado por volver a la casilla de salida y reactivar el proceso competitivo para arbitrar su fusión con una de las grandes del sector, como planteó desde el primer momento el equipo del secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.

Ibermutuamur y MC Mutual, principales candidatas

Adoptada la decisión fundamental de ponerse en el mercado -que consultada por este medio Mutua Gallega ha optado por no comentar, pero que sí han confirmado tres fuentes del sector-, los órganos directivos de la mutua gallega afrontan ahora un asunto no menos controvertido: la selección de la mejor oferta.

En el proceso abierto el pasado mes de julio a instancias del Ministerio de Trabajo, cinco grandes mutuas se interesaron por hacerse con Mutua Gallega: Fremap, Asepeyo, Mutua Universal, Ibermutuamur y MC Mutual. El análisis de la Junta Directiva determinó que las mejores ofertas en aquel momento eran las dos últimas.

El asunto generó una división interna en el seno de la cúpula de Mutua Gallega, según han confirmado las fuentes consultadas. Los directivos y trabajadores de Mutua Gallega se inclinaron más por la oferta de Ibermutuamur -una mutua con escasa implantación en Galicia-, ya que era la que presentaba mayores sinergias y la que en apariencia exigía un menor ajuste tanto de la red de Mutua Gallega como de su plantilla.

Por contra, algunas de las grandes empresas gallegas representada en la Junta Directiva de la mutua, particularmente aquellas con intereses en Cataluña y vínculos más estrechos con el Banco Sabadell Gallego, se mostraron más favorables a la oferta de MC Mutual, que la plantilla entiende que entraña más riesgo para su futuro debido a que la mutua catalana ya tiene una cierta presencia en Galicia y podría tener la tentación de 'consolidar' ambas estructuras en aras de la eficiencia económica del proyecto. No obstante, según fuentes del sector MC Mutual habría garantizado los puestos de trabajo de Mutua Gallega al menos durante los tres primeros años posteriores a la fusión.

Los dirigentes de Mutua Gallega deberán decidir ahora si abren un segundo proceso competitivo -la opción más probable- o retoman el diálogo sobre la base de las propuestas planteadas el pasado mes de julio, lo que reduciría la carrera por hacerse con la mutua a dos candidatos: Ibermutuamur y MC Mutual.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios