Revilla espera que Solvay no renuncie a la inversión en su planta de cloro y anima a efectuarla "cuanto antes"

Cree que la empresa podría efectuar, "dándose prisa", la adaptación de su tecnología a lo que exige la UE, en un plazo de 12 o 14 meses o menos

Revilla espera que Solvay no renuncie a la inversión en su planta de cloro y anima a efectuarla "cuanto antes"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), reconoce que "le preocupa" las consecuencias que pueda tener la denegación por parte de su Gobierno (PRC-PSOE) de la moratoria a Solvay para producir cloro con la técnica del mercurio tras los informes jurídicos negativos pero espera que la empresa no renuncie a la inversión necesaria para acomodar su tecnología a la normativa europea y la lleve a cabo "cuanto antes". De hecho, ha afirmado que, "dándose prisa", esta adaptación podría efectuarse un plazo de 12 y 14 meses o, incluso, menos.

"Espero que entiendan (en Solvay) que no deben dejar de hacer esa inversión", ha dicho este miércoles Revilla en declaraciones realizadas a los medios de comunicación un día después de que el Gobierno regional diera a conocer que denegaba a la empresa la ampliación de plazo que ésta había solicitado para adecuar sus procesos productivos de cloro de la planta de Barreda a la normativa europea que prohíbe, a partir de diciembre de 2017, la utilización de la técnica de mercurio.

Revilla cree que 12 o 14 meses de parón para llevar a cabo la adaptación a la tecnología "no pueden ser suficientes motivos", pese a la pérdida de mercado que ello puede suponer, para que un negocio que la empresa vio "con futuro, de repente deje de serlo".

Y es que la producción de cloro de Solvay con esta técnica de la factoría del Besaya tendrá que concluir el 11 de diciembre de este año, fecha en que finaliza el plazo de cuatro años para que las plantas de cloro-álcali de la Unión Europea cambien la tecnología de mercurio por membrana, menos contaminante.

Revilla, en la misma línea de lo afirmado ayer por el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio (PSOE) cuando dio a conocer la noticia, ha achacado la negativa a los informes de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Cantabria contrarios a la prórroga y ha reconocido que la decisión se ha adoptado con "mucho dolor y disgusto".

Pero el presidente ha recordado que "la Administración tiene unos controles" y ha afirmado que, siendo presidente, "jamás" su Gobierno "ha tomado una decisión en contra de los informes jurídicos".

"En otros lugares ya sabemos que no les importa nada pero en Cantabria estaremos siempre sujetos a la Ley y a los informes jurídicos son contundentes y rechazan esa ampliación (del plazo para la adaptación tecnológica de Solvay a la normativa de la UE)", ha dicho Revilla, que ha alertado del riesgo que corre un Gobierno de ser acusado de prevaricación si adopta medidas en contra de los informes jurídicos.

Revilla ha reconocido que "una cosa es la voluntad política" del Gobierno y del Parlamento regional, que con el apoyo de todos los grupos salvo Podemos avaló esta prórroga , y otra lo que supone estar en un Estado de Derecho y el respeto a los informes jurídicos.

Revilla espera que pese a la "faena" que, según reconoce, supondrá para Solvay la pérdida de mercado mientras se lleva cabo la adaptación de la tecnología de la empresa a la normativa, "prime el futuro y que la inversión se quede y se haga cuanto antes".

El presidente regional, que ha señalado que hay prevista una reunión del Gobierno con la empresa en unos días --cree que esta misma semana-- ha subrayado que "sabe" que Solvay entiende que Cantabria "es un buen lugar para invertir" y conoce que tiene una "buena plantilla" y "especializada" y que puede obtener beneficios de esa inversión.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios