Miércoles, 27.03.2019 - 03:38 h
Negociación laboral en la Función Pública

El pacto salarial alienta el sueldo mínimo de 1.200 euros para empleados públicos

Los sindicatos ven margen para activarlo ya en 2019 y negociarán que alcance a los funcionarios y al personal laboral de la Administración del Estado

Imagen de una manifestación de funcionarios CCOO
Los sindicatos pedirán al Gobierno que garantice que no haya un solo trabajador en la Administración que perciba un salario básico inferior a 1.000 euros / EFE

Los sindicatos de la Función Pública quieren aprovechar el clima creado por el acuerdo salarial entre empresarios y sindicatos y, más en concreto, por el pacto histórico para establecer de aquí a 2020 un salario mínimo de 1.000 euros para los trabajadores cubiertos por un convenio para precipitar la activación de una de sus principales reivindicaciones: garantizar que no haya un solo empleado en toda la Administración del Estado que perciba un salario básico inferior a 1.200 euros.  

Fuentes sindicales han asegurado a La Información que la propuesta sindical no se limitará al personal funcionario sino que, sobre todo, se defenderá en la mesa de negociación del Convenio Único, que regula las condiciones del personal laboral al servicio de la Administración del Estado, donde se concentran el mayor volumen de trabajadores a sueldo del sector público en esas condiciones.

El objetivo sindical es que de cara a 2019 el marco laboral existente en el sector público impida que haya trabajadores a sueldo del Estado que perciban un salario mensual inferior a 1.200 euros, con independencia de su relación laboral con la Administración. "Entre los funcionarios, la proporción de personal que está en esa situación es reducido, ya que aunque hay algún perfil que tiene una retribución básica inferior, los complementos de puesto y de antigüedad existentes facilitan que superen ese umbral", explican fuentes del área de Función Pública de CCOO. "El problema afecta más al personal laboral y entendemos que hay margen para que se garantice un sueldo digno a todos los empleados públicos".

Hasta ahora, la plataforma de negociación sindical se había encontrado con el 'muro' del Gobierno del PP, que prefería abordar la mejora de las condiciones retributivas del personal laboral mediante una mejora de los complementos y no mediante una subida de las retribuciones básicas. 

El cambio de Gobierno y el contexto creado por el cuarto Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva han reafirmado a los sindicatos en la demanda de que el asunto pueda concretarse ya en 2019.

Mejora de los salarios más bajos

No es el único asunto de la negociación entre los sindicatos de funcionarios y el Gobierno en el que se vislumbran nuevos horizontes. La salida de Elena Collado de la Secretaría de Función Pública ha dejado en suspenso el principio de acuerdo para la aplicación, en el ámbito de la Administración del Estado, de los fondos adicionales pactados en el acuerdo laboral entre Gobierno y sindicatos de funcionarios - equivalentes al 0,2% de la masa salarial- a la configuración de una especie de germen de complemento de carrera que comenzaría con el abono de un plus de 1oo euros a los funcionarios con más de cinco trienios en la Administración.

Los sindicatos CCOO y UGT, más partidarios desde el principio de dar otro destino a esos fondos, bien para cerrar la brecha salarial en la Administración o bien para mejorar la situación salarial de los trabajadores con un sueldo más bajo, confían en el nuevo escenario político en poder reorientar esos fondos extra hacia los funcionarios con salarios más bajos. "No pueden aplicarse a retribuciones básicas, así que entendemos que, al menos en la Administración del Estado, podrían servir para mejorar la situación de los funcionarios con menos sueldos, aunque es un asunto que se deberá sustanciar en la negociación", afirman fuentes sindicales.

Los sindicatos esperan todavía a que el nuevo responsable de Función Pública, José Antonio Benedicto, dependiente ahora no de Hacienda sino del Ministerio de política territorial de Meritxell Batet, les convoque para reabrir las negociaciones para el desarrollo del acuerdo laboral suscrito por el Gobierno anterior con los sindicatos.

La reunión debería servir también para definir un calendario que les permita avanzar en los ochos grupos de trabajo ya constituidos y lograr avances tangibles antes del cierre del año. Los grupos de trabajo se refieren a las siguientes materias: Seguimiento del I y II Acuerdo; Empleo y estabilización; Planes de igualdad y medidas de conciliación/corresponsabilidad; Formación; Mutualismo; Movilidad interadministrativa; Administración digital, y Absentismo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios