A cuenta del Acuerdo de Función Pública

El último 'legado' de Rajoy: paga extra de 210 euros de media para los funcionarios

Hacienda abonará en la nómina de julio o agosto los atrasos derivados de la entrada en vigor 'en diferido' del acuerdo salarial pactado en marzo

Foto de Mariano Rajoy PP
Los funcionarios cobrarán este verano una paga extra de 210 euros, de media, a cuenta de la tardía entrada en vigor del pacto salarial firmado en marzo / EFE

La nómina, la extra de junio y una  paga extraordinaria a cuenta de los atrasos derivados de la tardía entrada en vigor del acuerdo salarial en el ámbito de la Función Pública firmado el pasado mes de marzo. Los cerca de tres millones de empleados a sueldo de las Administraciones Públicas que hay en España recibirán en sus nóminas de julio o agosto - el Ejecutivo todavía no ha tomado una decisión al respecto - una segunda 'paga extra de verano' a cuenta de los pagos pendientes por la subida salarial del 1,5% acordada pero no aplicada en sus nóminas por la tardía entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado de 2018. 

Durante la primera mitad del año las nóminas de los funcionarios se han actualizado a un ritmo del 1% como consecuencia de la prórroga de los Presupuestos de 2017, que en su día estableció esa subida general para el conjunto de las Administraciones Públicas. Sin embargo, el pacto salarial alcanzado entre el Gobierno del PP y los sindicatos de la Función Pública el pasado mes de marzo estableció que las nóminas de los empleados públicos crecerían un 1,5% durante el primer semestre de 2018 y un 1,75% a partir del segundo semestre del año.

Esa diferencia ha generado unos saldos pendientes que el Ministerio de Hacienda liquidará antes de que acabe el verano y que según una estimación realizada por la Federación de Servicios Públicos de UGT se concretará en una paga cuya cuantía media estará en torno a los 210 euros, siguiendo el caso de un empleado público con una nómina de 1.500 euros brutos mensuales. Para ese mismo caso, la subida salarial del 1,75% que el acuerdo prevé aplicar a partir del mes de julio supondrá una mejora mensual de 26,25 euros.

El sindicato advierte, en un comunicado a sus afiliados, que esta cantidad es orientativa y que variará en función de los complementos y la antigüedad de cada funcionario, pero indica que sí puede servir de referencia para calcular la cuantía de la paga que percibirán como complemento y que incluirá los atrasos pendientes tanto por las nóminas mensuales como por la parte correspondiente a la extra de junio.

Una subida salarial de hasta el 2,05% este año

Con los Presupuestos de 2018 ya en vigor y el acuerdo salarial, por tanto, activado, la nómina de los funcionarios se normalizará en el momento en que el Ejecutivo aborde el pago de los atrasos. Más allá de la subida del 1,75% que se aplicará a las nóminas, algunos colectivos podrían experimentar subidas más altas en función de las fórmulas que las distintas mesas de negociación entre Administración y sindicatos acuerden para el reparto de los fondos adicionales equivalentes al 0,2% (0,3% en el caso de administraciones en superávit) de la masa salarial. La subida bruta estaría por tanto por encima del 2%.

De cara a 2019 el acuerdo en el ámbito de la Función Pública prevé una subida fija del 2,25%, mejorable hasta el 2,5% en función del comportamiento del PIB; mientras que para 2020 la subida fija será del 2% y podrá llegar hasta el 2,3% si el crecimiento es superior al 2,4% y hasta el 3,85% si además se cumple el objetivo de déficit. 

Ahora en Portada 

Comentarios