Sábado, 17.11.2018 - 17:04 h
Nuevo marco de relación PSOE-Unidos Podemos

El éxito de Sánchez desbloquea el veto del PSOE al plan de inversiones de Carmena

El Pleno Municipal activa la ejecución de 600 millones en inversiones, paralizados durante semanas, y pide más margen de gasto al nuevo Gobierno

Pedro Sánchez y Manuela Carmena
El éxito de la moción de censura de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy ha permitido desbloquear el plan de inversiones del gobierno de Manuela Carmena / EFE

El equipo de gobierno de Manuela Carmena esperaba desde hace más de dos meses el respaldo del Grupo Socialista para empezar a ejecutar los seis paquetes de Inversiores Financieramente Sostenibles (IFS) que había diseñado y aprobado en Junta de Gobierno desde el pasado 12 de abril, pero cuya aplicación permanecía en suspenso a la espera de la preceptiva aprobación del Pleno Municipal. 

La negociación abierta con el PSOE por el nuevo concejal delegado del Área de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, había permitido sacar adelante el pasado 17 de mayo una primera remesa de inversiones por una cuantía de 333 millones de euros, pero ha sido este lunes, tras el éxito de la moción de censura contra Mariano Rajoy que ha permitido a Pedro Sánchez acceder a la Presidencia del Gobierno y el apoyo incondicionado de Unidos Podemos, cuando los socialistas se han decidido a desbloquear de manera definitiva el plan inversor del ejecutivo municipal y a respaldar los paquetes inversores pendientes de aplicación, según han confirmado a La Información fuentes de la negociación.

El Pleno Municipal de este martes activará la aplicación de otros 260 millones de euros en IFS, lo que elevará la cifra de inversiones disponibles para ejecutar a 600 millones de euros, sobre el total de 628 millones que la Junta de Gobierno ya había tramitado a la espera del acuerdo del Plenario. La intención del Ayuntamiento de Madrid es invertir este año por esta vía más de 750 millones de euros, una cifra que supondría multiplicar por cinco la cifra récord que ya se ejecutó el año pasado: 150 millones de euros.

El asunto era particularmente crítico para el consistorio madrileño por cuanto las exigencias del Ministerio de Hacienda le han obligado a recortar a la mitad el capítulo de inversiones ordinarias de cara a 2018 y, por tanto, el cumplimiento de sus planes de inversión dependía casi en exclusiva de su capacidad para sacar provecho a las IFS, un vehículo creado en 2014 por el Gobierno de Mariano Rajoy para permitir eludir los rígidos controles al gasto de la Ley de Estabilidad a los ayuntamientos con superávit en sus cuentas y una situación financiera saneada.

La situación ha estado bloqueada durante semanas en el marco del embrollo en que se había convertido la negociación Ahora Madrid-PSOE para sacar adelante los Presupuestos Municipales para 2018 - cuya aprobación aún está pendiente, aunque también se ha desbloqueado -. El equipo de Gobierno de Manuela Carmena llegó a tener aprobados 1.131 proyectos de inversión por un importe total de 563 millones de euros sin tener el apoyo socialista para asegurar su ejecución.

Más flexibilidad para gastar

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena confía también en que el cambio de Ejecutivo en España venga acompañado de una mejor sintonía con las autoridades del Ministerio de Hacienda, que en los últimos años han puesto todo tipo de objeciones al Ayuntamiento de Madrid a la hora de poder utilizar incluso la herramienta de las Inversiones Financieramente Sostenibles, pese a la última modificación decretada por Montoro para suavizar las exigencias para esas inversiones

Más allá de este marco, el concejal delegado del Área de Economía y Hacienda del consistorio madrileño, Jorge García Castaño, aprovechó este lunes para demandar al nuevo Gobierno una flexibilización del cálculo de la regla de gasto, que, en su opinión, ahoga a muchas entidades locales y les impide revertir en sus respectivas sociedades los excedentes derivados de su buena gestión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios