Lunes, 22.10.2018 - 19:13 h
Resolución de la Justicia Europea

Osborne pierde: la marca 'Dontoro' se queda en manos de un ciudadano alemán

La TUE ha desestimado el recurso presentado por  Osborne contra el registro como marca de la UE del signo figurativo 'Dontoro dog friendship'.

Fotografía Toro de Osborne
Fotografía Toro de Osborne / Efe

La marca 'Dontoro', que  reclamaba el grupo Osborne, se quedará en manos de un ciudadano alemán. El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha desestimado este martes el recurso presentado por el grupo de alimentación y bebidas español contra el registro como marca de la Unión Europea del signo figurativo 'Dontoro dog friendship' al concluir que no existe riesgo de confusión entre ambas marcas.

La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO) aceptó en 2015 el registro de la marca alemana 'Dontoro' para servicios de comercio al por mayor y al por menor, también en Internet, de prendas de vestir, calzado y productos textiles, así como de servicios de venta por correspondencia mediante catálogo de los mismos productos.

El grupo Osborne recurrió esta decisión ante la Justicia europea argumentando que se había aceptado el registro de la marca para determinados servicios similares a los protegidos por su marca 'Toro' para prendas de vestir y calzado. Sin embargo, en la sentencia dictada este martes, el Tribunal General de la UE ha desestimado el recurso del grupo Osborne.

Desde el punto de vista gráfico, el TUE señala que el elemento 'toro' tiene una posición "preeminente" en la marca 'Dontoro', pero añade que esta preeminencia "no eclipsa completamente los elementos denominativos 'don' y 'dog friendship' ni la corona que forman parte de dicha marca.

Por tanto, afirma que entre los signos enfrentados "no hay más que un cierto grado de similitud gráfica". Además, subraya que "debido precisamente a la presencia de esos elementos adicionales, los signos enfrentados son escasamente similares a nivel fonético".

En cuanto a los aspectos conceptuales, el Tribunal General destaca que "procede relativizar la similitud conceptual" entre ambas marcas, así como que debe considerarse "como mucho mediana o incluso escasa".

En consecuencia, el Tribunal General considera que las diferencias existentes a los mencionados niveles suponen que "no hay riesgo de confusión entre las marcas" y añade que, aunque el elemento 'toro' constituya la marca del grupo Osborne y conserve una posición autónoma y distintiva en la marca alemana, "esta única similitud no compensa por sí sola las diferencias existentes entre signos enfrentados".

Ahora en Portada 

Comentarios