Pakistán e Irán firman un acuerdo para construir un gasoducto entre ambos países

  • Islamabad.- Pakistán e Irán han firmado un "acuerdo definitivo" para construir un gasoducto valorado en 7.500 millones de dólares en virtud del cual el país surasiático importará gas iraní durante 25 años, informó hoy a Efe una fuente oficial.

Islamabad.- Pakistán e Irán han firmado un "acuerdo definitivo" para construir un gasoducto valorado en 7.500 millones de dólares en virtud del cual el país surasiático importará gas iraní durante 25 años, informó hoy a Efe una fuente oficial.

El portavoz paquistaní de Asuntos Exteriores, Abdul Basit, explicó que representantes de las autoridades de ambas naciones firmaron ayer en Islamabad "una garantía soberana", lo que constituye "el acuerdo definitivo" para llevar a cabo el proyecto, que "empezará pronto según los planes nacionales" de cada país.

"Es muy importante. (El gas importado) nos ayudará a generar 5.000 megavatios (diarios) y eso contribuirá a que tengamos un desarrollo económico sostenible", subrayó Basit, en referencia a la crisis energética que atraviesa actualmente Pakistán, con un gran déficit en la generación de electricidad.

Según datos de la agencia estatal APP, Islamabad importará unos 21,2 millones de metros cúbicos de gas iraní diarios, lo que representa aproximadamente el 20 por ciento de su producción propia, mientras que el coste del proyecto en la parte paquistaní es de unos 1.650 millones de dólares.

De acuerdo con esta fuente, el objetivo es que el gas empiece a ser transportado a través de este conducto a finales de 2014.

Irán y Pakistán llevaban varios años negociando la construcción de este gasoducto, con continuos cambios de planes, aunque a finales de 2009 dieron un impulso al proyecto tras lanzar Teherán un ultimátum a la India, país que inicialmente también estaba interesado en importar el gas iraní pero que luego descartó hacerlo a través de suelo paquistaní.

Las relaciones diplomáticas indopaquistaníes empeoraron tras el atentado de Bombay de finales de 2008, del que Nueva Delhi acusó a un grupo armado cachemir con base en Pakistán.

Mostrar comentarios