Lunes, 27.01.2020 - 19:44 h

Panrico llama a 630 trabajadores a decir mañana sí o no al plan de viabilidad

Un total de 630 trabajadores de Panrico en Cataluña, de los que 454 trabajan en la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), están llamados mañanas a las urnas para aceptar o rechazar la propuesta de mediación realizada por la Generalitat para intentar evitar el cierre de la fábrica.

Barcelona, 20 feb.- Un total de 630 trabajadores de Panrico en Cataluña, de los que 454 trabajan en la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), están llamados mañanas a las urnas para aceptar o rechazar la propuesta de mediación realizada por la Generalitat para intentar evitar el cierre de la fábrica.

Pese a que la sección sindical de CCOO, con mayoría en Santa Perpètua, ha rechazado la propuesta y ha anunciado una huelga indefinida a partir del jueves, 23 de febrero, la empresa que comercializa los Donuts mantiene el referendo, en el que el voto es personal y secreto, tal y como lo solicitó la Generalitat.

En un comunicado, Panrico ha asegurado hoy que los trabajadores tendrán mañana la oportunidad de votar la propuesta de mediación que ha hecho la Generalitat "ante el riesgo de cierre de la empresa, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo en una situación de especial crisis económica y social y del mercado de trabajo del país".

El proceso de votación, según la compañía, se hará "sin coacciones", estará "legalmente comunicado y supervisado" y será "vinculante".

Las votaciones empezarán a las 09.00 horas en los centros de Panrico ubicados en Binéfar (Huesca) y los que se encuentran en Cataluña, Esplugues de Llobregat y Santa Perpètua (Barcelona), donde se colocarán urnas, mientras que los trabajadores de las otras siete delegaciones tendrán que desplazarse hasta estos tres lugares para emitir su voto, donde estará presente un notario.

La compañía afirma que "se procederá a ofrecer, en todo momento, las condiciones que garanticen la seguridad y el orden del proceso".

CCOO, con mayoría en la planta de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), ha rechazado la propuesta de la Generalitat para el futuro de la fábrica por agresiva y desequilibrada, y ha acusado a la Generalitat de actuar como "mero transmisor" de lo que dicta la empresa.

La posición de CCOO sobre la propuesta de mediación de la Generalitat es especialmente relevante ya que es la central sindical con más apoyos entre los trabajadores en la fábrica de Santa Perètua, mientras que UGT, que controla el comité intercentros del Grupo Panrico en España, está a favor de celebrar el referendo.

Si los trabajadores avalan la propuesta de la Generalitat, que contempla el compromiso de Panrico de mantener la actividad de Santa Perpètua durante cuatro años a cambio de una rebaja salarial de entorno del 15 %, la empresa se quedaría en Cataluña, mientras que optaría por cerrar la planta si el plan no prospera.

La propuesta incluye el compromiso de la compañía de efectuar una inversión 3,5 millones de euros en indemnizaciones y realizar 35 prejubilaciones, a cambio de la rebaja salarial.

La empresa amenaza con cerrar la planta alegando que los costes laborales de Santa Perpètua son un 40 % más altos los de las otras factorías del grupo en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING