Pasajeros escucharon un "petardazo" al que siguió un olor a humo en el avión

  • Las Palmas de Gran Canaria.- Los pasajeros del avión de Spanair que a las 23.30 horas de ayer salió de Madrid con destino a Gran Canaria y que tuvo que aterrizar en Sevilla por el fallo de un motor indicaron hoy que escucharon "un petardazo y, de repente, empezó a oler a humo en el interior de la aeronave".

Una avería provoca el aterrizaje en Sevilla de un vuelo Madrid-Las Palmas
Una avería provoca el aterrizaje en Sevilla de un vuelo Madrid-Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria.- Los pasajeros del avión de Spanair que a las 23.30 horas de ayer salió de Madrid con destino a Gran Canaria y que tuvo que aterrizar en Sevilla por el fallo de un motor indicaron hoy que escucharon "un petardazo y, de repente, empezó a oler a humo en el interior de la aeronave".

Los pasajeros llegaron hoy sobre las 11.00 horas al Aeropuerto de Gran Canaria tras pasar la noche en el de Sevilla.

Relataron a los periodistas que, según salieron de Madrid, el avión se movió mucho por las turbulencias debido al mal tiempo y que, de repente, escucharon como una explosión, lo que algunos atribuyeron a las fuertes ráfagas de viento.

Instantes después, continuaron relatando, "comenzó a oler a humo" y algún pasajero observó fuego en uno de los lados del avión.

El comandante informó entonces al pasaje de que tenían un problema en uno de los motores y seguidamente indicó que aterrizarían en el Aeropuerto de Sevilla.

Varios pasajeros reconocieron que pasaron "mucho miedo", aunque en el interior del avión "se mantuvo la tranquilidad", aseguraron.

Criticaron el trato dado por Spanair, ya que nadie de esta compañía se presentó en el Aeropuerto de Sevilla, que ya se encontraba cerrado a la llegada del avión.

Además, afirmaron que los dejaron "tirados" y que no fue hasta esta mañana cuando se dispuso de un nuevo avión para continuar el viaje hasta Gran Canaria.

Mostrar comentarios