"No es una fórmula mágica que calcula una pensión que no se sabe de donde sale"

El éxito del sistema de pensiones de Suecia: la pensión media supera 1.700 €

Fotografía de dos jubilados.
Fotografía de dos jubilados.
Canva.

Los pensionistas españoles han visto aumentada la cuantía de sus pensiones en este inicio de año gracias a la subida aprobada por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, el sistema actual de pensiones español está en entredicho, con una edad de jubilación que será de 67 años en 2027 y cuyas cotizaciones son insuficientes para pagar las pensiones cada año. "A cierre de 2019 el sistema tiene una deuda acumulada superior a los 60.000 euros millones de euros", explica el economista y experto en pensiones José Antonio Herce en un podcast de 'Finect'. Para él, el espejo en el que mirarse para revertir la situación es Suecia

El sistema de pensiones sueco permite a sus jubilados percibir una de las pensiones más altas del mundo, ingresando en sus cuentas personales mensualmente un dinero que no baja de los 1.700 euros de media. Se trata de un sistema que hizo reformas de calado a finales de los años 90 tras 15 años de debate intenso por todos los afectados, especialmente los representantes de los trabajadores. 

En el país nórdico se dieron cuenta de que con el método anterior vigente desde 1960 estaban abocados a perder dinero, motivo por el cual optaron por aplicar un sistema mixto. "En Suecia sigue existiendo la Seguridad Social. No se ha privatizado", explica Herce.

La fórmula del éxito se basa en tres pilares. El primero son las cuentas nocionales, de forma que parte del salario del empleado y aportaciones de las empresas en las que trabajan se destinan a una cuenta en la que se va acumulando el dinero para la futura pesnión. "Es la parte de la pensión pública que no llega al 40% del último salario", indica. 

"Eso es sostenible porque se acreditan las cotizaciones que se hacen cada año en una cuenta individual y las aportaciones se revalorizan con un tanto por ciento nocional", añade. 

En el segundo escalón y no por ello menos importante se encuentran los planes de pensiones de empleo. Son complementarios a la pensión pública y de capitalización individual y la adhesión a uno de ellos es casi obligatoria. De hecho, el 90% de los empleados suecos tienen al menos uno. Esto es así porque la "tasa de sustitución en Suecia es muy baja", y los planes de pensiones complementan otro 40% de la futura pensión. Mientras se trabaja, las aportaciones a los mismos varían entre el 2% y el 5% del sueldo.

Por último, los trabajadores pueden aumentar más su cuantía con fondos de pensiones o compañías aseguradoras, una opción de ahorro privada por la que opta la mitad de los ciudadanos del país y que tiene incentivos fiscales. 

Con estos tres pilares, un sueco puede jubilarse a partir de los 61 años, pudiendo retrasar la edad de jubilación hasta que lo desee. "La Seguridad Social sueca, en el momento que te jubilas, te calcula una renta vitalicia actuarial. No es una fórmula mágica que calcula una pensión que no se sabe de donde sale", explica el experto. 

Por el contrario, en España,"la cuantía de las pensiones no viene determinada por ninguna regla ni fórmula que tenga que ver con las cotizaciones realizadas". 

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?:

Mostrar comentarios