Viernes, 21.02.2020 - 17:40 h
Medidas prioritarias para los socios

Pensiones, funcionarios y SMI: Sánchez e Iglesias ultiman su primer paquete social

El Gobierno de coalición echará a andar previsiblemente la próxima semana, una vez triunfe la investidura de Pedro Sánchez, prevista para el día 7. 

Sánchez e Iglesias van a la 'guerra' contra el Ibex 35 al fulminar la reforma laboral
Pensiones, funcionarios y SMI: Sánchez e Iglesias ultiman su primer paquete social. / EFE

Todo está preparado para el primer golpe de efecto del Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Despejada la incógnita del calendario para la celebración de la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez, los socios del Ejecutivo ya preparan un primer 'viernes social'. Según confirman a La Información fuentes conocedoras de las negociaciones que se han llevado a cabo entre ambas formaciones en estas semanas, el paquete de reales decretos leyes incluirá la subida de las pensiones, el incremento de los sueldos de los funcionarios y la actualización de la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Todas ellas son medidas prioritarias para Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Se quedaron en el tintero a finales del año que acaba de terminar por varios motivos. El primero, porque el Gobierno se encontraba en funciones y su capacidad de actuación era limitada. Y el segundo y no menos importante, porque el líder de Podemos presionó al jefe del Ejecutivo para que retrasara la aprobación de estas cuestiones hasta la formación del nuevo Gobierno, de manera que ese 'pack social' saliera adelante ya con la firma de ambos socios en el membrete. 

La intención es arrancar el año con un golpe de efecto. El primer Consejo de Ministros podría celebrarse el viernes, día 10 de enero, una vez Sánchez haya sido investido, jurado ante el Rey, dado a conocer su equipo y estos hayan aceptado las carteras. Las fuentes consultadas aseguran que la aprobación de estas tres cuestiones es "absolutamente prioritaria" y, por tanto, "se llevará a cabo cuanto antes". "En el momento en el que está constituido el Gobierno, la pelota está en juego y todo es posible", comentan, por su parte, desde el departamento de Hacienda, responsable de las cuestiones que implican modificaciones presupuestarias. 

"Quizá el día 10 sea precipitado, pero en todo caso se hará en enero", zanjan las mismas fuentes. La intención es que los pensionistas y los funcionarios no pierdan ni una pizca de poder adquisitivo. De este modo, se aprobará 'ipso facto' la subida de las pensiones del 0,9%, tal y como se recoge en el Plan Presupuestario para el próximo año enviado por el Gobierno en funciones a la Comisión Europea. 

Hay que recordar que las pensiones empiezan el año 2020 congeladas por decisión del Ejecutivo socialista, que ha suspendido por decreto el artículo 58 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en el que se recoge una subida automática del 0,25% siempre que el sistema esté en déficit, como es el caso. Fuentes del Ministerio de Trabajo explican que esta decisión se tomó para facilitar la gestión y no tener que abonar la diferencia del 0,65% en apenas semanas, pues la garantía es que las pensiones se actualizarán con carácter retroactivo a 1 de enero.

Por otro lado, está previsto que también en el primer mes del año vea la luz la subida salarial acordada para los empleados públicos, que en el mejor de los casos podría alcanzar el 2,3% (un 2% más un 0,3% de fondos adicionales). También se prevé la equiparación salarial entre fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Todo ello formará parte de ese gran paquete social que pretende mejorar las retribuciones de 11,5 millones de ciudadanos (9 millones de pensionistas y 2,5 millones de funcionarios).

El SMI, pendiente de los agentes sociales

A esto se sumaría la actualización del SMI, que también ha empezado el año congelado en 900 euros. Fuentes de las negociaciones entre el PSOE y UP aseguran que la nueva cuantía se plasmará en un decreto "de manera inmediata" y que finalmente no alcanzará los 1.000 euros que reclaman los sindicatos. "Se quedará algo por debajo", deslizan. De cualquier manera, aquí hay que tener en cuenta que en su programa la coalición progresista se ha comprometido a esperar a la recomendación de los agentes sociales, por tanto, la aprobación de esta medida podría hacerse de rogar hasta que la patronal y los sindicatos acuerden una cifra.

En cualquier caso, se trata de una consulta de carácter meramente preceptivo y es el Gobierno el que tiene la última palabra en la subida del SMI. En el programa progresista, Sánchez e Iglesias se han comprometido a elevar el SMI hasta alcanzar progresivamente el 60% del salario medio en España, tal y como recomienda la Carta Social Europea, lo que previsiblemente elevaría la referencia salarial mínima legal hasta los 1.200 euros al final de la legislatura. Aunque existen importantes diferencias de criterio sobre el método de cálculo para determinar el sueldo medio, como se explicó en estas páginas. 

Pensiones, funcionarios y SMI. Son las tres cuestiones perentorias para el Gobierno de coalición. La fecha concreta en la que se aprobarán es todavía una incógnita, si bien las fuentes a las que ha tenido acceso este medio aseguran que serán una realidad este mismo mes de enero. "No hay tiempo que perder", dicen. Ese será el paso previo a la ardua tarea de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020 con el 'pack' completo de medidas sociales diseñadas por PSOE y UP. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING