Lunes, 21.10.2019 - 15:38 h
La política económica de la extrema derecha

Pensiones libres de IRPF y un tipo fijo del 20% hasta 60.000 euros, la receta de Vox

El partido plantea una rebaja radical de impuestos para empresas y familias y premia la contratación de trabajadores de nacionalidad española en paro

Vox en Vistalegre
Miles de personas participaron en el encuentro de Vox en Vistalegre / L. I. 

La extrema derecha de Vox ha irrumpido con fuerza en el panorama político español. El partido liderado por Santiago Abascal ha obtenido 12 escaños en las elecciones de Andalucía confirmando las previsiones de las encuestas y, sobre todo, permitiendo crear una alianza de derechas para terminar con el 'reinado' de Susana Díaz en la comunidad. 

El crecimiento de esta formación es un hecho y este es su plan para España que ha captado a los votantes: endurecimiento de la política migratoria, la derogación de la ley de violencia de género, la supresión de las autonomías y la ilegalización de los partidos que estén en contra de la unidad territorial marcan la hoja de ruta. Pero, ¿cuáles son sus planteamientos en materia económica? La exención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en las pensiones contributivas y el establecimiento de un tipo único fijo del 20% hasta los 60.000 euros anuales, entre sus recetas.

El documento "100 medidas para la España viva" dedica un apartado a "Economía y recursos", que contempla una veintena de propuestas de política económica. En un claro guiño a los pensionistas, el partido liderado por Santiago Abascal plantea que "las pensiones contributivas estarán exentas en el IRPF, no por doble tributación, sino por justicia con quienes han tributado durante toda su vida laboral". Recordemos que, en la legislación actual, las pensiones sí están sujetas a tributación y su consideración es la de rendimientos del trabajo, por lo que se les aplica la retención correspondiente, que depende de las circunstancias económicas y familiares del beneficiario.

Vox quiere un un nuevo modelo para las pensiones de los españoles, que sea mixto, de capitalización y reparto, basado en la solidaridad, que garantice una pensión mínima que se revalorice con el coste de la vida, y asegure el derecho de los ciudadanos a disponer de ahorros propios al finalizar su vida laboral que complementen las pensiones mínimas.

Además, el documento apuesta por una "rebaja radical" del Impuesto sobre la Renta, incluyendo un "aumento significativo del mínimo personal y familiar exento a 12.000 euros y a 3.000 euros para el primer y segundo hijo" y un "tipo único fijo del 20% hasta los 60.000 euros anuales, tributando al 30% cualquier exceso sobre el mencionado límite".

Asimismo, se plantea la rebaja del tipo general del Impuesto sobre Sociedades al 20%, "con una reducción del 5% en el caso que los beneficios no se distribuyan y se mantengan en la empresa como reservas", así como la limitación para las pymes al 15%, junto con la "minimización de los trámites burocráticos para su aprobación administrativa". En este sentido, la formación pide "apoyar a las pymes para que no se las penalice a la hora de recibir financiación bancaria" y eliminar "todo tipo de coste público (tasas e impuestos) para la constitución y puesta en marcha de una empresa, sea cual sea la forma jurídica que adopte".

También en materia tributaria, las recomendaciones de Vox pasan por bajar al 4% el IVA de los productos y fármacos infantiles y geriátricos y por implantar un "amplio sistema de beneficios fiscales para las familias, en especial para las numerosas", que contemple la "reducción mínima del 50% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles para familias con hijos y la exención del pago del mismo a las familias numerosas". 

El partido de derechas también pide menos impuestos y costes regulados en la factura de la luz, que son, a su juicio, "los culpables de que paguemos uno de los recibos más caros de Europa", así como la supresión de los impuestos sobre el Patrimonio, Sucesiones y Donaciones y Plusvalías municipales en todo el territorio nacional. 

Propuesta de 'reforma laboral'

En materia laboral, la formación ve prioritario el apoyo a los desempleados mayores de 50 años y a los de larga duración, mediante la reducción de un 20% de las cotizaciones de la empresa para nuevos contratos de carácter indefinido. Además, en línea con su ideología nacionalista, ve necesario el apoyo a los "trabajadores españoles",  mediante la reducción de un 10% de las cotizaciones de la empresa para nuevos contratos indefinidos para trabajadores de nacionalidad española en situación de desempleo (siempre –aclaran– que la tasa de paro se sitúe por encima del 8%).

También quieren crear un dispositivo de “primer empleo” que exonere de las cargas sociales en la primera contratación de jóvenes menores de 24 años y por un período máximo de dos años. Y establece la cuota de cero euros para los trabajadores autónomos cuyos ingresos no lleguen al Salario Mínimo Interprofesional y, superado dicho umbral, una cuota progresiva desde 50 euros en función de sus ingresos, además de la bonificación del 100% de la cuota mientras el trabajador por cuenta propia esté de baja.

Entre otras medidas, piden la "drástica reducción del gasto político", eliminando cargos y organismos "duplicados, ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles". Y completan el paquete económico otras cuestiones como el diseño, el desarrollo y la aplicación de un nuevo Plan Hidrológico Nacional y un Plan de la Energía, y la liberalización del suelo. "Convertir en suelo apto para ser urbanizado todo el que no deba estar necesariamente protegido por motivos de interés público convenientemente justificados", establecen, por considerar que "el mercado del suelo es especialmente rígido y su regulación provoca una escasez artificial que eleva su precio".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios