Secretario general de UGT

Álvarez no lo ve claro:bajar el paro con empleo a tiempo parcial es una trampa

El secretario general de UGT declaró que la reducción del paro tiene que producirse generando empleo de calidad y no repartiendo el que ya existe.

Pepe Álvarez (UGT) pide que se reconozca el cáncer laboral como enfermedad profesional
Pepe Álvarez, secretario general de UGT./ EUROPA PRESS

Los sindicatos siguen sin ver claro que la reducción del paro que pretende el Gobierno vaya a generar en los próximos meses un empleo de calidad. En palabras del secretario general de UGT, Pepe Álvarez, el exceso de empleo parcial es una lacra que sigue lastrando el despegue real del mercado laboral. "Si se siguen repartiendo el empleo y los salarios como hasta ahora, sí es posible que se reduzca el paro. Ahora, hay situaciones en las que un empleo que antes hacía una persona hay tres trabajadores a tiempo parcial haciéndolo. Eso genera precariedad laboral", afirmó Álvarez que considera que esa reducción del paro es una trampa. Y añadió que "tenemos que pensar en crear empleo y además empleo de calidad. No obligar a los trabajadores a coger jornadas de solo 4 horas".

Álvarez afirmó también que la generación de más trabajo industrial puede favorecer la creación de empleo más estable. "Una muestra es que las regiones donde hay menos tasa de paro son País Vasco y Navarra, donde hay un fuerte tejido industrial". declaró Álvarez. Otros de los puntos a mejorar, en su opinión, es el de acabar con los empleos de marcado acento femenino. "Hay que acabar con trabajos que tienen carácter femenino: camareras de piso, empleadas del hogar... Hay una discriminación terrible. Hay que generar igualdad de oportunidades", relató el secretario general de UGT.

Respecto a la precariedad laboral, el secretario general de UGT afirmó que "habrá personas que crean que la situación de degradación de las relaciones laborales es responsabilidad de los sindicatros, pero no lo es, es responsabilidad de los distintos gobiernos que hemos tenido. ¿Podíamos haber hecho más? Seguramente sí. Estuvimos noqueados por los problemas que fueron surgiendo, pero sería injusto culparnos de la situación", declaró.

Álvarez cree que los sindicatos han podido ser "corresponsables en no haber tenido la capacidad suficiente de movilizarse antes de la crisis, de no haber gritado lo suficiente contra la burbuja inmobiliaria. Decirlo lo dijimos", opinó Álvarez, que considera que este problema no ha sido sólo cosa del sindicalismo español, sino que ha afectado a los sindicatos de manera global, pues no se consiguió "parar el golpe" de los recortes ni en España, ni en Grecia ni en el resto de países europeos.

La mejora de las pensiones, un parche

El secretario general de UGT quiso manifestar que los sindicatos no se han quedado al margen de las protestas de los pensionistas y jubilados, sino que, más allá de las plataformas y coordinadoras que se han ido creando, los sindicatos han estado "en el centro. En cualquier caso, aquí no hay que competir, sino sumar. El tanto se lo tienen que apuntar los jubilados y los pensionistas, pero nosotros hemos estado y vamos a estar en la solución", añadió.

Sobre el acuerdo en materia de pensiones alcanzado entre el Gobierno y el PNV, Álvarez ha indicado que "queda lejos de las aspiraciones sindicales porque, además de aumentar con el IPC, las pensiones más bajas deben recuperar poder adquisitivo. Es un parche y habrá que seguir discutiéndolo", opinó el líder de UGT, que advirtió que su sindicato seguirá luchando hasta conseguir pensiones mínimas de 1.000 euros, la revalorización automática de las mismas y la eliminación del factor de sostenibilidad", finalizó Álvarez.

En declaraciones a Espejo Público, Álvarez negó que el sindicato haya perdido "el pulso de la calle", aunque reconoció que a las organizaciones sindicales les queda "mucho trabajo por hacer" para mejorar su relación con la sociedad. "Yo creo que no hemos perdido el pulso de la calle, es una pregunta que se repite desde hace tiempo, pero estamos mejor que estábamos. Los sindicatos necesitamos entroncarnos plenamente con la sociedad, pero sería estúpido no reconocer que nuestra relación con la sociedad tiene que mejorar", señaló Álvarez.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios