"Libération" reducirá en más de dos tercios su plantilla, 93 empleos menos

La dirección del diario francés "Libération" anunció hoy a sus trabajadores que tiene intención de suprimir 93 empleos de una plantilla de 250 personas con el objetivo de salir de los números rojos para finales de 2015.

París, 15 sep.- La dirección del diario francés "Libération" anunció hoy a sus trabajadores que tiene intención de suprimir 93 empleos de una plantilla de 250 personas con el objetivo de salir de los números rojos para finales de 2015.

En una carta a los lectores, el director, Laurent Joffrin, justificó ese recorte por "la crisis de la prensa, que afecta cruelmente a los periódicos" y señaló que se trata de medidas que han utilizado "muchos diarios en Francia y en el mundo".

Joffrin señaló que a cambio de eso, los accionistas van a inyectar "una inversión sustancial" que permitirá la continuidad de "Libération" con el objetivo de conseguir un resultado de explotación positivo a finales del año próximo.

"Ése es el precio de la independencia del periódico", aseguró el director, antes de añadir que "no puede sobrevivir en libertad con un déficit permanente".

Si se lleva a cabo esta disminución de la plantilla, la redacción se quedará en unas 130 personas, frente a los 180 periodistas actualmente.

En términos de funcionamiento, la transformación de la empresa pasa por una transformación de la web que ofrecerá información en "directo" pero también informaciones para aclarar los hechos de actualidad y sobre todo "nuevas formas basadas en el periodismo de datos y en la expresión multimedia".

Igualmente incluirá "artículos más originales y en profundidad que se distinguirán de la producción estandarizada disponible en los sitios de información tradicionales".

Para elaborar esa oferta, se unificará la redacción (ahora separada entre la edición de papel y en línea), que estará repartida en seis grandes servicios temáticos.

El periódico de papel, que sigue proporcionando "la gran mayoría de los ingresos", cambiará de fórmula en el primer trimestre de 2015 para ir más lejos en la idea de una "revista en caliente" con un tratamiento más original y más en profundidad de la actualidad.

Además, junto a esta apuesta periodística, "Libération" -dijo su director- no dudará en desencadenar polémica, a suscitar debates y reflexiones" con su sección "Ideas" ampliada.

Por último, la marca del periódico y su imagen de "animador cívico" se utilizará para desarrollar otras actividades como debates, además de suplementos, lanzará cadenas temáticas en la web y tanteará "nuevas pistas en la radio y en la televisión en línea".

Joffrin hizo hincapié en que una vez superada esta reestructuración, "Libération" seguirá "defendiendo sus valores de justicia, de igualdad y de modernidad" y "será el vigía de la sociedad francesa.

El periódico acumula años de números rojos y en primavera estuvo a punto de la quiebra, de la que sólo lo salvó la promesa de una inyección de 18 millones de euros puestos esencialmente por el presidente y principal dueño del operador de telecomunicaciones Numéricable, Patrick Drahi, a través del consorcio Presse Media Participations (PMP).

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios