Lunes, 20.05.2019 - 09:09 h
Proyecciones hasta 2021

Plan económico de Sánchez: subir 500€ los salarios a costa de 165.000 empleos

El Programa de Estabilidad enviado por el Gobierno a Bruselas mejora la evolución de los salarios prevista por Rajoy, pero empeora la de la ocupación.

El Plan económico de Sánchez sube más los salarios pero crea menos empleo.

La actualización del Plan de Estabilidad del Reino de España para el periodo 2019-2022, que el Gobierno acaba de remitir a Bruselas, no solo da a conocer los objetivos de política fiscal y económica que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha planteado de cara a los próximos cuatro años, sino que en esta ocasión también permite apreciar las diferentes prioridades del Gobierno socialista frente a las que había definido el de Mariano Rajoy hace ahora un año.

La comparación de las proyecciones a futuro realizadas por unos y otros -al margen de los cambios en la coyuntura económica- aflora una diferencia fundamental en el ámbito de la política laboral: si el Gobierno del PP apostaba por una política de moderación salarial como vía para estimular la creación de empleo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez parece optar por una política salarial más generosa y unas proyecciones de creación de empleo más contenidas.

Traducido a datos, la comparación del último Plan de Estabilidad del PP y el recientemente enviado a Bruselas por el PSOE revela que el Gobierno de Sánchez confía en que el sueldo anual de los asalariados españoles sea dentro de tres años 500 euros mayor que el que preveía el Ejecutivo de Rajoy; a cambio admite que habrá 165.000 españoles y españolas más sin empleo que en el escenario 'dibujado' en su día por el Gobierno del PP.

Los datos que sostienen esta conclusión son públicos y se pueden consultar en las dos últimas actualizaciones del Plan de Estabilidad enviadas a Bruselas. La Comisión Europea exige a los países miembros estimar dentro de ese documento cómo prevén que va a funcionar su mercado laboral en los siguientes cuatro ejercicios a partir de nueve variables. Una de ellas es la remuneración por asalariado equivalente a tiempo completo, que ha sido adoptado por Bruselas como el indicador salarial más comparable entre países.

Según este indicador, la retribución media del asalariado español con jornada a tiempo completo se situó en 2018 en 35.500 euros anuales. La proyección remitida en abril de 2018 a Bruselas por el Gobierno de Mariano Rajoy preveía una evolución moderada de los salarios en los años venideros, siempre por debajo del 2%, con subidas del 1,5% en 2019, del 1,8% en 2020 y del 1,9% en 2021, hasta dejar en 37.376 euros la retribución media por asalariado en ese año 2021. Un incremento del 5,28% en el periodo, que, traducido a euros, implicaba 1.877 euros más al año y unos 156 euros por mes sobre la base de 12 pagas.

La previsión de evolución de los salarios remitida por el Gobierno de Pedro Sánchez es sensiblemente más generosa. Si el Gobierno del PP no preveía una evolución por encima del 2% en ninguno de los años de la serie trianual, el de Sánchez prevé incrementos del 2,1% este año, del 2,2% en 2020 y del 2,3% en 2021, año en el que la remuneración media por asalariado a tiempo completo se situaría en 37.894 euros, 500 euros más el año de lo que preveía el Gobierno del PP. La subida de los salarios en el periodo sería, por tanto, del 6,74%, de 2.394 euros al año y de en torno a 200 euros al mes sobre 12 mensualidades.

El Partido Socialista ha venido sosteniendo desde antes incluso de acceder a La Moncloa la necesidad de mejorar los salarios para acabar con el fenómeno de los 'trabajadores pobres' y restituir el peso de la retribución de los asalariados en el PIB, que ha experimentado un fuerte retroceso después de la crisis por las políticas de congelación salarial, al principio, y contención retributiva, posteriormente, aplicadas no sólo por las empresas sino también por las Administraciones Públicas.

Las previsiones del Gobierno esperan que las retribuciones de los asalariados crezcan por encima del PIB nominal durante todos los años de la próxima legisltura. El plan económico del Gobierno del PP, por el contrario, pasaba por que los sueldos crecieran por debajo del PIB Nominal, con una mejor evolución en general de la productividad por hora trabajada y una reducción de los costes laborales unitarios para las empresas respecto al plan de Pedro Sánchez.

El Gobierno Rajoy preveía crear más empleo

El Ejecutivo del Partido Popular esperaba que esa estrategia de moderación salarial mantuviera el pulso del crecimiento económico y contribuyera a generar más de 1,3 millones de nuevos puestos de trabajo en el periodo 2019-2021. Las previsiones enviadas a Bruselas a última hora del pasado martes por el Ministerio de Economía de Nadia Calviño son mucho más prudentes en este ámbito.

El Ejecutivo socialista espera también una importante creación de puestos de trabajo en ese periodo, por encima del millón de empleos, si bien sus estimaciones dejan ese objetivo en 1.155.968 nuevos trabajos, 165.712 empleos menos de los que esperaba crear el Partido Popular.

El dato se ajusta a una previsión de crecimiento algo más cauta que la planteada por el Gobierno de Rajoy hace ahora un año, lo que también podría justificar la menor creación de empleo sobre la base -admitida por los expertos- de que cada décima de crecimiento adicional viene a crear en torno a unos 20.000 empleos.

Rajoy confiaba en crecer un 2,4% este año y un 2,3% en 2020 y 2021; el de Sánchez ha rebajado la previsión de este año al 2,2% y también ha 'retocado' a la baja sus previsiones para 2020 y 2021, dejándolas en el 1,9% y el 1,8%, una senda que la Autoridad de Responsabilidad Fiscal ha calificado como "prudente".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios