Rentabilizar las inversiones

Planes de pensiones: aprovechar tus ahorros antes del recorte del Gobierno

Todos los ahorradores pueden invertir hasta 2.000 euros en este producto financiero antes de que acabe el año y con ello desgravarse un porcentaje en la próxima declaración de la Renta.

Mujer ahorrando dinero en una hucha.
Mujer ahorrando dinero en una hucha.
©[Rostislav Sedlacek de Getty Images Pro] a través de Canva.com

¿Tienes un dinero parado en una cuenta bancaria? Si eres uno de esos ciudadanos que consiguió ahorrar durante la pandemia, todavía estás a tiempo de actuar para evitar que la inflación se coma tus ahorros y, además, pagar menos impuestos. Todo un chollo. Antes de que acabe el año, los ciudadanos pueden invertir en un plan de pensiones y disfrutar de beneficios fiscales en la próxima declaración de la Renta. Hacienda permite a los contribuyentes descontar las aportaciones realizadas a un plan de pensiones en la siguiente declaración. El dinero invertido en ese producto se resta directamente a la base de ingresos utilizada para calcular el IRPF. Dicho de otra manera: sería como si el trabajador hubiera ganado menos durante el año pasado. En concreto, los contribuyentes pueden deducir de su base imponible hasta 2.000 euros o, en su defecto, el 30% de los rendimientos del trabajo (sueldo) y de actividades económicas (en el caso de los autónomos). Se tiene en cuenta aquella cantidad que sea menor.

Eso sí, la inversión hay que hacerla antes de que se termine 2021, ya que el Gobierno tiene previsto aplicar un nuevo recorte en los beneficios fiscales de los planes de pensiones individuales. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha puesto en el punto de mira a estos productos de ahorro a largo plazo al considerar que favorecen a los ciudadanos con mayores rentas. Los Presupuestos Generales del Estado para 2022 —que se debaten esta semana en el Congreso— incluyen una nueva rebaja del capital máximo que se puede desgravar de los 2.000 euros actuales a 1.500 euros a partir del próximo año.

Ante estos anuncios del Gobierno, muchos inversores se preguntan cómo sacar provecho a sus ahorros de cara al futuro. Los expertos siempre recomiendan una buena planificación de la jubilación para evitar sorpresas. Existen multitud de productos de ahorro e inversión en el mercado que permiten a los ciudadanos obtener unos ingresos adicionales a la pensión pública. Finect cuenta con un escaparate de productos financieros para la jubilación donde los usuarios pueden encontrar diferentes opciones para preparar su retiro. Los planes de pensiones son actualmente los productos de ahorro para la jubilación más populares entre los contribuyentes españoles. Hay 7,4 millones de ciudadanos que son partícipes de planes del sistema individual y acumulan un patrimonio conjunto de 86.570 millones de euros en estos productos, según los datos de la asociación de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones (Inverco) a finales de septiembre.

Los planes de renta variable, los más rentables

¿Cómo elegir un plan de pensiones? Una variable a considerar es la rentabilidad histórica, ya que son productos pensados para el largo plazo. Los planes de renta variable —aquellos que invierten más del 75% del capital en Bolsa— han conseguido una ganancia anual media del 10,51% en los últimos 10 años. Por su parte, los productos de renta variable mixta —aquellos que pueden invertir en Bolsa entre el 30% y el 70%— han logrado una rentabilidad anualizada del 5,18% en ese mismo periodo.

Por tanto, para encontrar cuáles son los planes de pensiones más rentables, hay que acudir a los productos de renta variable pura. En esta categoría destaca el plan de pensiones BBVA Telecomunicaciones, que invierte en activos del sector de telecomunicaciones y nuevas tecnologías. Entre sus principales apuestas se encuentran Apple y Microsoft. Este producto se ha aprovechado del boom bursátil de las tecnológicas y ha conseguido una rentabilidad media del 17,82% en los últimos 10 años, según los datos de Inverco.

El siguiente producto más rentable de esta categoría en la última década es el Naranja Standard & Poor’s 500, que ha conseguido una ganancia del 16,51% en ese periodo. Este producto de ahorro, comercializado por ING, busca replicar el índice bursátil S&P 500, que recopila las 500 empresas cotizadas más grandes de Estados Unidos. Si se mira la rentabilidad a 5 años, otros planes de pensiones de renta variable que destacan son el Merchbanc Global, con una subida media del 16,49% en el último lustro; el Allianz USA, con una ganancia del 15,14% anual; y el CABK Renta Variable Internacional, con una rentabilidad anualizada del 14,41%.

Este tipo de inversiones no resulta recomendable para aquellos ahorradores con aversión al riesgo debido a la volatilidad que puede afectar a los mercados financieros. Los productos más conservadores son los planes de pensiones de renta fija, que invierten en deuda emitida por países y empresas. Estos productos apenas han rentado entre el 0,66% y el 1,93% en la última década. Ahora bien, cuando se quiere elegir un plan de pensiones hay que tener en cuenta otros factores además de las rentabilidades del pasado. Como siempre suelen recordar las gestoras, las rentabilidades pasadas no garantizan las rentabilidades en el futuro. Los inversores también tienen que estar atentos a las comisiones del producto, ya que en el caso de los planes de renta variable pueden llegar hasta el 1,70%.

Aunque los planes de pensiones solían ser tradicionalmente productos caros para los ahorradores, han surgido nuevas firmas en los últimos años como MyInvestor e Indexa Capital que han abaratado los precios gracias al uso de las nuevas tecnologías. Estos gestores de inversión automatizados, conocidos como roboadvisors, configuran una cartera para el usuario a través de algoritmos. Estos productos no aparecen en el listado anterior, ya que no disponen de tanta antigüedad, pero pueden resultar interesantes para nuevos inversores o personas sin conocimientos financieros. 

Mostrar comentarios