Miércoles, 18.09.2019 - 16:36 h
La paga se abonará en marzo

Los funcionarios de Algeciras cobrarán  500 euros más... si no faltan a su trabajo

A la hora de aplicar el incentivo, que afectará a casi 700 trabajadores, se ha establecido un tope de absentismo que queda fijado en el 4,5%.

Fotografía funcionarios
Los funcionarios de Algeciras cobrarán 500 euros más... si no faltan a su trabajo./ EFE

Los empleados del Ayuntamiento de Algeciras tendrán un incentivo especial de 500 euros en una sola paga si no faltan al trabajo... en exceso. Así, el Pleno municipal ha aprobado una propuesta presentada por los sindicatos para que los trabajadores reciban un complemento de productividad ligado al bajo absentismo. El Consistorio ya ha reservado 347.000 euros para pagar el incentivo -correspondiente al año 2018- a 695 trabajadores.

Según destaca el diario EuropaSur, se trata de un complemento que ya está en funcionamiento para los empleados de Recolte, Algesa o la empresa de transporte y que ha dado muy buen resultado. Esta es la razón que ha esgrimido los responsables municipales para generalizarlo a toda la plantilla, desde funcionarios a personal laboral, con la idea de "reducir el absentismo". La propuesta, que contrasta con las medidas aplicadas en otras administraciones dirigidas a controlar y sancionar, ha sido aprobada por todos los grupos, excepto por una concejal no adscrita.

El plus productividad será abonado en una paga única anual junto con la nómina del mes de marzo, con un pago proporcional para los trabajadores en tiempo parcial. A la hora de aplicar el incentivo se ha establecido un tope de absentismo que queda fijado en el 4,5%, "es decir, que no podrá faltar a su puesto de trabajo por encima de ese porcentaje para acceder al complemento", destaca el diario andaluz.

Además, no se contabilizarán como absentismo las faltas justificadas como los permisos por intervención quirúrgica, enfermedad o accidente grave que comporte ingreso hospitalario o el fallecimiento de familiares de primer grado y hermanos. Los accidentes de trabajo no computarán tampoco, así como los permisos por realización de estudio de perfeccionamiento profesional relacionados con su puesto.

Tampoco se considerarán absentismo los permisos de paternidad, maternidad y lactancia, las vacaciones, las licencias sindicales o el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público o personal. Los permisos por matrimonio o registro de pareja de hecho y las faltas de asistencia de víctimas de violencia de género no contarán para el límite. En este importante número de excepciones no se incluyen las bajas médicas por enfermedad leve, por lo que se entienden incluidas en el cálculo del absentismo laboral.

Medidas contra el absentismo

El pasado mes de julio, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública daba luz verde, tal y como reclamaban los sindicatos, a que los  funcionarios de baja por incapacidad temporal percibiesen el 100% de su sueldo desde el primer día de baja. El Ejecutivo socialista ponía fin así al esquema implantado en 2012 -en plena era de ajustes presupuestarios- por el Gobierno de Mariano Rajoy y en virtud del cual la Administración detraía la mitad del sueldo de los funcionarios desde el primer día de baja médica hasta el tercero, y un 25% entre el cuarto y el vigésimo día.

La iniciativa se justificó en su día como una fórmula de control del absentismo y que además tenía el objetivo claro de reducir la factura de los costes de personal. Antes de 2012 un funcionario con una gripe o un virus estomacal podía ausentarse de su puesto durante uno o dos días sin necesidad de justificante médico y sin perder un euro de su salario. Después de la reforma del Gobierno del PP, en esa misma situación ese funcionario perdía un 50% de su salario de esos dos días.

Ahora en Portada 

Comentarios