Lunes, 22.07.2019 - 04:12 h
Vende productos por valor de 27.000 millones

¿Podrá superar el Black Friday al Día del Soltero? Alibaba se lo pone muy difícil

El ecommerce chino ha batido récords de venta este año, lo que coloca al Black Friday en una complicada situación de cara al futuro.

Alibaba
Alibaba ha registrado ventas de más de 27.000 millones por el Día del Soltero

Noviembre es un mes decisivo para el consumo. Es el que abre la campaña navideña e inicia una sesión de dos meses continuos de compras en los que cada vez tienen más importancia los precios. Porque el consumidor se ha habituado a adquirir los productos o a precios bajos o con descuento, algo que ha hecho que prácticamente tengamos rebajas durante todo el año en las tiendas. Pero en esta época es especial, porque la nueva deriva del consumo ha cambiado la tónica habitual del comercio en estas fechas.

Si la Navidad era antes la época en la que las tiendas se atrevían a poner los precios más elevados al contar con la seguridad de que la gente tenía que comprar sí o sí, ahora todo ha cambiado. Porque la competencia que hace el comercio online ha obligado a los operadores a bajar los precios o al menos a no subirlos para poder arañar ventas. Además, con periodos de descuentos que animen a los compradores a entrar en las tiendas. 

Es lo que ha sucedido con el Black Friday, una fiesta de origen estadounidense que se ha propagado por todo el planeta y que en España cada vez tiene más repercusión. Hasta tal punto que algunas firmas ya han empezado sus ofertas. Sobre todo, porque este domingo se celebró la antesala del 'Viernes Negro', el llamado Día del Soltero, otra moda de consumo pero que en este caso procede de China. Porque cada 11 de noviembre el gigante del 'ecommerce' Alibaba revienta el mercado con millones de ofertas que hacen las delicias de compradores de todo el mundo.

Un volumen de ventas tal que ha puesto las cosas muy complicadas al Black Friday. Porque este año, la compañía china ha dinamitado el mercado con unas ventas por el Día del Soltero valoradas en nada menos que 27.200 millones de euros, según los datos facilitados el domingo por la noche. Así, se ha superado la barrera de los 30.000 millones de dólares, lo que supone un aumento de los ingresos del 27%, casi un tercio más que en la misma jornada de 2017.

Entre las mareantes cifras que se han manejado en este Día del Soltero destacan el billón de pedidos recibidos, las más de 180.000 marcas participantes o los más de 100 millones de dólares (88 millones de euros) facturados por marcas de primer nivel, como Apple, Dyson, Estée Lauder, L'Oreal, Nike o Adidas. Con participantes de más de 230 países, este año también se superó otro récord, el de 1.000 millones de dólares (880 millones de euros) vendidos en el primer minuto.

Por lo tanto, hablamos de una jornada redonda para el portal chino, que se ha convertido en un duro competidor de Amazon. Sus bajos precios y la cantidad de productos tecnológicos que ofrece han hecho que entre por la puerta grande en otros mercados, como el español, donde triunfa también por sus zapatillas de marca o sus réplicas de prendas de lujo. Por lo tanto, a este paso es posible que el Día del Soltero también se convierta en tradición en España. 

¿Por qué debe preocuparse el Black Friday?

Con estos datos, es lógico que en el comercio cunda la preocupación ante la 'amenaza' china. Porque la popularidad que está adquiriendo el Día del Soltero pone en riesgo el Black Friday, una jornada que ya han asumido la mayoría de comercios mundiales, no sin esfuerzo. El hecho de tener que poner unas rebajas cuando los precios deberían estar más altos no es algo agradable, sobre todo con los escasos márgenes que las tiendas vienen manejando en los últimos años.

Para los comercios supone un esfuerzo apuntarse al Black Friday, de ahí que miren con temor al Día del Soltero, porque si esta jornada también se extiende les obligará a adelantar las 'rebajas de noviembre' más de dos semanas y mantenerlas durante dos fechas distintas, algo que puede provocar un tsunami en sus cuentas. 

Pero, más allá de las cifras que ha facilitado Alibaba, ¿hay motivos reales para preocuparse? Pues, no para que cunda el pánico, pero sí para que el comercio esté sobreaviso. Porque el Black Friday va perdiendo fuelle no en los países a los que ha saltado - en España se prevé que las ventas crezcan un 10% este año-, sino en su cuna, donde en los últimos cinco años la facturación se ha reducido más de un 30%.

Mientras, el Día del Soltero va cogiendo una fuerza inusitada para ser una festividad procedente del Gigante Asiático, donde las tradiciones son radicalmente opuestas a Occidente. Tras el éxito de este año, ¿quien no dice que el próximo veamos ofertas en las tiendas de a pie el 11 de noviembre?

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios