Lunes, 16.09.2019 - 04:15 h
Así se garantiza el flujo de trabajo

Por qué se debería cambiar la jornada laboral y trabajar solo seis horas al día

El experimento llevado a cabo en la empresa Collective Campus ha dado como resultado más productividad y mejor estado de ánimo. 

Fotografía de un equipo e trabajo.
Los empleados mejoran su vida a todos los niveles. / Pxhere.

Cada vez más empresas rechazan la jornada laboral de ocho horas cinco días a la semana que nació de la lucha de las clases obreras en América durante el siglo XIX. Firmas como la neozelandesa 'Perpetual Guardian' apostaron por reducirla en su caso de lunes a jueves, con el fin de que los trabajadores tuviesen mejor productividad y mejorasen el estado psicológico del flujo de trabajo acuñado por el psicólogo americano Mihaly Csikszentmihalyi en 1975, es decir, el estado de inmersión total en una actividad que dura apenas unas horas y que a menudo es saboteado por distracciones: compañeros, correo electrónico o móvil por ejemplo. 

Este problema surgía diariamente en la empresa de Steve Glaveski, CEO y cofundador de Collective Campus, aceleradora de startups ubicada en Melbourne (Australia). Por ello, llevó a cabo un experimento de dos semanas en su empresa instaurando una jornada diaria de seis horas que relata en un artículo de la 'Harvard Business Review'

Y los resultados fueron inmejorables. La jornada más corta obligó al equipo a priorizar, limitar las interrupciones y operar a un nivel mucho más alto durante las primeras horas del día, preservando el flujo mental de trabajo.

El equipo mantuvo y, en algunos casos incrementó su cantidad y calidad de trabajo, con los empleados señalando una mejora de su estado de ánimo, al tener más tiempo para descansar, la familia, los amigos y otros quehaceres.

Glaveski relata que cuando anunció su experimento en LinkedIn, un comentario trató de tumbárselo. “Es una buena teoría, pero no puedo terminar todas mis tareas en seis horas”. Sin embargo, el CEO hace referencia al Principio de Pareto, el cual estipula que el 20% de tus tareas creará el 80% de valor, por lo que la clave es centrarse en las tareas de más valor. 

Fotografía del equipo de Collective Campus.
El equipo de Collective Campus. / Collective Campus.

Esta es la receta de Glaveski para la jornada de seis horas

-Prioriza: aplica el principio de Pareto y céntrate en tareas de valor, alineándose con las fortalezas de los empleados y las metas del equipo.

-Elimina las tareas que no añaden valor. Por ejemplo, reducir las reuniones de 90 a 30 minutos.

-Automatiza las tareas que sean posibles de automatizar.

-Externaliza: si no se puede automatizar, probablemente se pueda delegar o externalizar.

-Fija expectativas realistas: no hagas que los empleados estén en un estado de atención a la interacción y programa la jornada para que proteger el flujo de trabajo. El equipo e Glaveski tiene una simple regla: "Si un trabajador tiene los auriculares puestos, no se le molesta a no ser que se trata de un asunto que no pueda esperar".  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios