Ninguno alzó la voz contra Montoro

Planes económicos de los aspirantes del PP: todos plantean ahora bajar impuestos

Casado apuesta por rebajar el IRPF a las rentas más altas, Cospedal confía en el pleno empleo y Soraya tiene en su equipo a Montoro y Báñez.

Casado, Santamaría y Cospedal.
Casado, Santamaría y Cospedal. L.I.

Los tres candidatos con más posibilidades para presidir el PP a partir del próximo 21 de julio van desvelando, con cuentagotas, sus propuestas en materia económica. De esta forma Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal apuestan ahora por una rebaja de los impuestos, principalmente a las rentas más altas. Es una promesa novedosa, ya que durante la etapa de los tres aspirantes en el Gobierno o en el partido no alzaron la voz cuando se aplicó una política fiscal diferente o cuando el exministro Montoro apostaba por dejar las zanahorias para el final de la legislatura.

Los programas económicos de Casado, Santamaría y Cospedal no son, en realidad, tan diferentes. La Información ha preguntado a los equipos de los tres principales candidatos cuáles serían sus líneas maestras en materia financiera si consiguen convertirse en los elegidos para pilotar la sucesión de Rajoy al frente del PP. Así, Casado es el único que ha dado pistas en público, mientras la exvicepresidenta y la exministra de Defensa tiene previsto ir desvelando detalles concretos de su proyecto en las próximas horas en los actos que tienen programados.

Pablo Casado: una revolución fiscal

Casado plantea una auténtica "revolución fiscal en España". No obstante, no todos los españoles serían los beneficiados, sino solo las rentas más altas y los potenciales votantes del PP. La propuesta del candidato es situar el IRPF por debajo del 40% en el tramo máximo (actualmente se encuentra en el 45% para las rentas superiores a 60.000 euros), rebajar el Impuesto de Sociedades por debajo del 20% y que vaya convergiendo a un 10%, como ya ocurre en otros países europeos (hay que recordar que este es un impuesto que el Gobierno de Sánchez pretende incrementar). Para el abulense no se trata de prácticas de 'dumping fiscal', sino de una "competitividad sana" por atraer inversiones.

Pablo Casado
Pablo Casado / EFE

Asimismo, Casado planea suprimir los impuestos de Sucesiones, de Donaciones y de Patrimonio. "Hay distorsión fiscal entre las diferentes autonomías en lo relativo a estos impuestos y se tienen que armonizar, pero suprimiéndolos", afirma. Es un planteamiento muy similar al que planteó en su día Esperanza Aguirre. En lo que se refiere a los autónomos, Casado propone "reducir y bonificar la fiscalidad de un sector que está soportando la creación de empleo en nuestro país".

Cospedal cree en el pleno empleo

Cospedal no se ha referido de momento en ningún acto de su campaña a sus propuestas en materia económica, sino que tiene previsto hacerlo en próximas apariciones. Fuentes de su equipo más cercano explican que la candidata manchega va a defender medidas que fomenten el crecimiento económico y ayuden a incentivar la creación de empleo

María Dolores de Cospedal durante la presentación de avales en Génova
María Dolores de Cospedal durante la presentación de avales en Génova / EFE

Cospedal se define como una "liberal" (al igual que Casado) que "apuesta por el rigor presupuestario y la contención del déficit". La que ha sido secretaria general del PP durante los catorce años de Rajoy al frente del partido considera que en España "es posible el pleno empleo" y asegura que va a trabajar por ello. En su horizonte también se encuentra una reducción de impuestos, aunque en su equipo prefieren esperar a desvelar en los actos de campaña cuáles rebajaría.

Y Soraya tiene a Montoro y Báñez

Soraya Sáenz de Santamaría tampoco ha hablado todavía en público de su programa económico, pero en su hoja de ruta también se encuentra una rebaja de los impuestos, según explican en el equipo de la candidata. "Es abogada del Estado y eso significa que conoce cómo se debe administrar", afirman para destacar su perfil de buena gestora. La exnúmero dos de Moncloa fue una de las negociadoras de los Presupuestos Generales del Estado tanto de 2017 como de 2018, de ahí que, según los suyos, se conozca al dedillo las partidas que se pueden mejorar.

Santamaría cuenta, además, en su equipo con el núcleo duro del equipo de Rajoy, ese que hizo posible que España pasara de ser un país al borde de la intervención a ser la locomotora de Europa, según presumen en el PP. Así, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez forman parte de la candidatura de la exvicepresidenta y continuarán aplicando sus medidas en materia fiscal y de empleo si ganan el congreso extraordinario.

Su principal debilidad en relación a sus dos competidores es que Montoro, cuando era ministro, protagonizó algunas decisiones que no gustaron en la militancia del PP. Por ejemplo, presumió de elaborar los Presupuestos más sociales y aseguró también que las zanahorias debían repartirse al final de la legislatura, rectificando incluso al que era su número dos. Al final tuvo que adelantar algunas rebajas fiscales por la presión de Ciudadanos y del PNV.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios