Viernes, 19.07.2019 - 15:22 h
Tramitación de los Presupuestos

PP y Cs se unen en el Congreso para retrasar la Ley de Estabilidad de Sánchez

Rechazan tramitar por la vía de urgencia la reforma de esa norma que los socialistas pactaron para impedir el veto del Senado a la senda del déficit.

Diputados del PP en el Congreso
PP y Ciudadanos rechazan tramitar por vía de urgenciala Ley de Estabilidad. / Efe

Los representantes del PP y Ciudadanos han unido sus votos en el órgano de gobierno de la Cámara Baja para rechazar tramitar por la vía de urgencia en lectura única la reforma de la Ley de Estabilidad que los socialistas y el grupo confederal habían presentado en agosto, junto a ERC y Compromís para impedir un veto irreversible del Senado a la senda del déficit, sino que pueda ser levantado por el Congreso por mayoría simple. Con idea de acelerar la presentación de unos nuevos Presupuestos, PSOE y Unidos Podemos pidieron que esa reforma se tramitase por el procedimiento de urgencia -lo que supone acortar los plazos a la mitad- y en lectura única -lo que implica solventar todos los debates en un Pleno del Congreso, sin pasar por ponencia ni comisión-.

Sin embargo, en su primera reunión tras el paréntesis estival, la Mesa del Congreso, ha rechazado esa tramitación de urgencia porque, según ha argumentado Ciudadanos, no se puede hurtar derechos al Parlamento. "La solicitud (de urgencia) era una vía excepcional y antidemocrática", ha dicho el vicepresidento primero del Congreso, Nacho Prendes.

En apenas 20 días

No obstante, hace menos de dos años, el PP, el PSOE y Ciudadanos ya cambiaron la Ley de Estabilidad Presupuestaria en apenas 20 días, en ese caso para habilitar a un Gobierno en funciones --en aquel entonces de Mariano Rajoy-- a modificar los objetivos de déficit. Aquella reforma de 2016, registrada por el PP, añadía a la ley orgánica una disposición adicional, fue finalmente aprobada el 25 de octubre en el Pleno del Senado, apenas 25 días después desde su entrada en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ratificó que, aunque no esté aprobada la nueva senda de déficit, eso no significa que el Gobierno no plantee el anteproyecto presupuestario. El vicepresidente primero del Congreso, Ignacio Prendes, de Ciudadanos, ha explicado después de esta reunión que la proposición de ley hay que tramitarla "sin hurtar derechos al Parlamento, por una vía ordinaria", y abandonar la pretensión del Gobierno de los procedimientos excepcionales y los "decretazos".

Prendes ha considerado que el hecho de que el Gobierno tenga "debilidad parlamentaria" no puede derivar en estar permanentemente en la "excepcionalidad". Por eso, Ciudadanos ha planteado una tramitación ordinaria de esta proposición de ley "muy importante", ya que afecta a los compromisos con Europa para cuya reforma es necesario dar "voz a todo el mundo", en referencia a la presentación de enmiendas por parte de los distintos grupos parlamentarios.

Ahora en Portada 

Comentarios