Hoy es de 76,47€

El precio de la luz se desploma: baja un 32% y mañana costará 51,66 euros 

La ola de frío ya es historia y hoy el coste protagoniza una de las bajadas más grandes de los últimos días. 

Bombillas
Canva

La ola de frío ya es historia en muchos puntos de la Península mientras los restos de Filomena parecen llegar a su fin una vez lleguen las lluvias y el viento que trae una nueva borrasca que desde hoy empieza a entrar en el país por el oeste. El precio de la luz que en plena nevada llegó a rozar los 100 euros por MWh también parece que es historia. El fin de semana su coste rondaba los 67 y 64 euros y tras una subida el sábado hoy ha llegado a dar un respiro al situarse en 76,47 y mañana se ha acordado que su precio baje hasta los 51,66 euros, un 32,44% menos que ayer. 

No obstante, estos precios de la electricidad se mantienen todavía en niveles especialmente altos comparados con los marcados en 2020. Este incremento coyuntural en los precios de la luz está marcado por la mayor demanda, en plena ola de frío, y un aumento en el precio del gas natural y de los derechos de CO2. El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final de los consumidores que tengan contratada la tarifa regulada (PVPC), mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno ha congelado para 2021 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

¿Cómo se fija el precio de la luz?

Los expertos coinciden todos en lo mismo pero ¿cómo se fija el precio de la luz? Antes de nada hay que comprender qué es eso que llaman 'el pool eléctrico'. Dicho de un modo metafórico, se trata de la 'piscina' (de ahí, su nombre en inglés), donde las empresas que generan energía a través de sus centrales (hidráulicas, renovables, nucleares...) lanzan sus ofertas para el día siguiente. Este es un proceso diario que recibe el nombre de despacho diario. En la práctica es una subasta que realiza el operador del mercado, que en España es la empresa OMIE

Con las ofertas 'arrojadas a esa piscina' se satisface la demanda a un precio de mercado denominado 'precio marginal'. ¿Qué significa esto último? Veamos: en esa subasta diaria lo que primero se tiene en cuenta son los megavatios (MW) que tiran al pool los productores más baratos (normalmente, son las grandes centrales nucleares ya que su parada y arranque es más caro que mantenerlas en funcionamiento continuo).

Tras estas, se van 'tirando' las más económicas en orden ascendente (renovables: eólica, solar...) y por último las energías fósiles ya que sus precios son más caros. Así, quien fija ese "precio marginal" es la última central en entrar en la 'piscina' para atender a la demanda que se ha solicitado ese día. Es decir, si en un día basta con cubrir la oferta generada de una determinada hora del día con la que se genera por las renovables, el precio del 'pool' será más bajo.

¿Afecta a todos igual la subida del precio de la luz?

Lo cierto es que no. La clave es la tarifa que cada uno tenga contratada. Diferenciamos, en este sentido, entre la tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) y la del mercado libre. Veamos, antes de nada, la diferencia entre ambas:

  • La PVPC: es un tipo de tarifa de luz en la que el precio está regulado por el Gobierno. Se oferta, exclusivamente, mediante las comercializadoras de referencia. El precio del kilovatio por hora (kWh) se establece cada hora de cada día en función de la demanda.
  • El mercado libre: cualquier empresa con la calificación de comercializadora puede ofrecer tarifas de luz a particulares, negocios y empresas. Compran el kWh en el mercado eléctrico. Al precio se le suman los costes regulados, la igual que ocurre con el kWh del PVPC. Sin embargo, las comercializadoras del mercado libre disponen de un margen que establecen según crean conveniente.

Así las cosas, aquellos que tengan la tarifa regulada (la del primer punto) verán que sí les afecta la subida del precio de la luz. En caso de tener contratada la segunda, el recibo no variará. Para ello, basta con ver el tipo de tarifa que se tiene contratada.

Mostrar comentarios