Así puedes contratar préstamos sin aval

Los préstamos más fáciles de conseguir: hasta sin presentar nómina o aval

A la hora de elegir un préstamo es clave comparar los requisitos, principalmente el tipo de interés. Los expertos de iAhorro dan las claves para la elección correcta.

Hoy en día existen préstamos sin requerimiento de nómina o aval, que piden menos requisitos.
Hoy en día existen préstamos sin requerimiento de nómina o aval, que piden menos requisitos.
Canva.

A la hora de pensar en financiación hay que tener en cuenta siempre cuál es el objetivo para el que la necesitamos. Dependiendo de si es uno u otro, las condiciones variarán y con ellas el precio y las garantías. El ejemplo más claro lo tenemos con las hipotecas, por su tipología, su primera salvaguardia (aunque no la única) es la propia vivienda. Esto conlleva a su vez que los tipos de interés sean menores.

Como regla general, cuanto mayor es la cuantía, también lo son las garantías que nos exigen. No es la única variable, otra que tiene gran peso en la decisión final de si un préstamo es concedido o no es el perfil del solicitante.  

Préstamos sin nómina y sin aval

La nómina y otros ingresos equivalentes es uno de los condicionantes más importantes para obtener financiación. En contraposición han surgido otras opciones en el mercado que ofrecen la posibilidad de tener acceso a crédito sin nómina y sin aval. En este grupo han entrado también las entidades financieras tradicionales, ofreciendo este tipo de financiación, incluso, a quienes no sean clientes.

En la mayoría de los casos, la necesidad de financiación es para gastos pequeños o moderados, por lo que esta forma de prestar dinero sin ataduras es de gran utilidad. 

¿Qué debemos tener en cuenta antes de elegir un préstamo?

Antes de nada, si queremos encontrar los préstamos con las mejores condiciones es necesario comparar los requisitos, que van desde el tipo de interés hasta la contratación de seguros de amortización de pago. Todo esto puede acabar encareciendo la operación.

En segundo lugar, la libertad de elección de la entidad. Una de las mayores ventajas de los préstamos sin nómina o aval está en que precisamente no exige tener una cuenta corriente ni domiciliar los ingresos en el banco. Sencillamente, cada mes, pasarán el pago a tu cuenta en cualquier entidad financiera, como si fuera un recibo. Esto permite que amplíes enormemente las posibilidades y encontrar el que ofrezca mejores condiciones sin ataduras.

Por último, ajustar el préstamo a tus necesidades reales, especialmente en las cantidades, pero también en el plazo. El objetivo es cubrir tu objetivo, pero combinando una cuota que podamos pagar y que a su vez nos permita amortizar el préstamo lo antes posible.

Quiero un préstamo sin aval ¿Dónde lo encuentro?

Este tipo de préstamos han sido muy comunes en Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), ya sea por solicitarlo antes de realizar una compra o porque lo ofrezcan en el punto de venta. No obstante, muchos bancos se han abierto a esta forma de financiación, ya sea con contratación online o sin ser clientes. En estos casos, la entidad no suele renunciar a que acabes siendo cliente ofreciendo condiciones más competitivas.

Si bien es cierto que, aunque las posibilidades de estos préstamos son amplias, superado un cierto límite sí se pueden solicitar garantías mayores. Por ello, es siempre tan importante dedicar un tiempo para comparar entre la oferta existente, huir de la contratación impulsiva y realizar una gestión activa del préstamo tras la concesión.

Mostrar comentarios