Domingo, 20.10.2019 - 11:54 h
Intensas negociaciones Moncloa-Govern

El Gobierno habla de "lunes negro": los PGE corren peligro y mazazo del empleo

Los independentistas amenazan con tumbar las cuentas públicas de Sánchez mientras se conocen las peores cifras de empleo de los últimos años.

Pedro Sánchez y Mario Dragui este lunes
Pedro Sánchez y Mario Draghi este lunes / Moncloa

En el Gobierno hablan de este día 4 como un "lunes negro" en materia económica. Los Presupuestos Generales del Estado se complican para Pedro Sánchez tras el anuncio de ERC de presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas públicas de 2019. Lo mismo hará el PDeCAT, según confirman desde la cúpula de la formación liderada por Carles Puigdemont. A esta situación límite hay que añadir el mal dato del empleo registrado este mes de enero, el peor de los últimos años. Todo ello ha encendido las alarmas en un Ejecutivo que no tiene garantizada su supervivencia hasta 2020, al menos de momento.

Una de las palabras más repetidas por los asesores del Gobierno socialista desde que comenzó el año es "economía". Cada dato importa, más si cabe en un periodo preelectoral con el 26-M a la vuelta de la esquina. Sánchez y los suyos se juegan su futuro esta semana y la siguiente, por lo que la cuenta atrás ya ha comenzado. Y es que este viernes se cierra el plazo para presentar las enmiendas a la totalidad de los PGE y la próxima semana se debatirán (precisamente el mismo día que comienza el juicio del 'procés') y votarán en bloque. No hay tiempo para más.

Por eso, que los independentistas catalanes presenten dicha enmienda es peligroso para las aspiraciones del sanchismo, ya que la suma de PP, Cs, Foro Asturias, UPN... y ERC y PDeCAT tumbaría las cuentas y llevaría a Moncloa a una derrota decisiva: amenazaría con una convocatoria electoral inmiente. 

¿Están ERC y el PDeCAT actuando con tacticismo en vísperas del juicio que llevará a sus dirigentes al banquillo de los acusados? ¿Es todo teatro? En el Gobierno este lunes prefieren ser cautos y, aunque reconocen que la decisión de los republicanos les ha sorprendido, esperan que los independentistas catalanes cambien su postura en los próximos días, precisamente en una mañana en la que Sánchez se ha reunido con Mario Draghi en Moncloa. Aún ven margen para que giren.

Pedro Sánchez y Mario Dragui este lunes
Pedro Sánchez y Mario Draghi este lunes / Moncloa

En este encuentro con el presidente de BCE, por cierto, Sánchez y Draghi han abordado "diferentes cuestiones como la evolución económica de la zona euro, la culminación de la unión bancaria, así como la propia renovación de la cúpula del Banco Central", informan fuentes de Moncloa. 

Negociación en marcha Gobierno-Govern

En el área económica del Gobierno, como decimos, no tiran la toalla todavía. Fuentes de este equipo admiten que, en este momento, se están celebrando negociaciones entre Moncloa y el Govern para intentar que tanto ERC como PDeCAT no tumben los PGE la semana que viene. Precisamente, esas conversaciones de tú a tú entre Gobierno central y autonómico eran una de las condiciones que habían fijado los independentistas para poder superar el trámite presupuestario. Estas fuentes vaticinan que se avecinan "ocho días de infarto" y esperan que el anuncio realizado por ERC este lunes "no sea su última palabra".

Desde el equipo económico del grupo parlamentario socialista argumentan, por su parte, que les resultaría complicado ver cómo ERC, por ejemplo, vota junto al PP y Cs el día 13 para tumbar los PGE del Gobierno. "Si lo hacen tendrán que explicar a los catalanes por qué votan así y por qué se niegan a aprobar estos Presupuestos que son buenos para Cataluña", afirman. Hay partido todavía y creen que tanto exconvergentes como republicanos tienen tiempo para girar en sus posiciones.

Otras fuentes socialistas consideran que no les viene nada bien este 'tira y afloja' con los independentistas catalanes, más si cabe a las puertas de las municipales y autonómicas de mayo. "Si pactamos con ellos nos van a acusar de ceder a su chantaje", afirman desde una federación aspira a mantener gobierno autonómico y que no se repita lo que le sucedió a Susana Díaz en Andalucía el pasado 2 de diciembre.

Respecto a la posibilidad de que los independentistas acaben tumbando los Presupuestos en la primera votación de totalidad, fuentes del Gobierno explican que, si eso sucede, la opción que gana peso es la de no volver a presentar las cuentas públicas. El propio Pedro Sánchez ha llegado a afirmar que "estamos en el tiempo de los Presupuestos" y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo la semana pasada que si no hubiera proyecto de Presupuestos, las elecciones se celebrarían a lo largo de 2019". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios