Las cuentas públicas se complican

Moncloa congela los PGE y ultima un guiño a Cataluña y a los independentistas

El Gobierno prepara un "anuncio importante" en el pleno sobre Cataluña del 12-D y el posterior Consejo de Ministros de Barcelona del día 21.

Pedro Sánchez y Quim Torra / EFE
Imagen de Sánchez y Torra en el Palacio de la Moncloa el pasado verano / EFE

Los Presupuestos Generales del Estado y, por extensión, la legislatura se juegan en Cataluña. El mes de diciembre es, además, una fecha clave para resolver las dos piedras de toque de la continuidad del Gobierno de Pedro Sánchez. Por eso en Moncloa se está preparando a conciencia el pleno monográfico sobre la situación en la autonomía que protagonizará el presidente del Gobierno el próximo 12-D en el Congreso. Asimismo, el Ejecutivo tiene por delante dos hitos en el mismo mes: el Consejo de Ministros de Barcelona del día 21 y la cumbre bilateral con Quim Torra. En el 'sanchismo' calculan que tras estos tres acontecimientos podrán calibrar si es conveniente apretar el botón rojo y convocar elecciones anticipadas o, por el contrario, pueden culminar el mandato.

Miércoles 12 de diciembre. Es un día marcado en rojo en el gabinete presidencial. Sánchez llegará ese día al Congreso con el objetivo de hacer un guiño de trascendencia a los independentistas. Fuentes cercanas a Moncloa aseguran que ya se está trabajando en un "anuncio importante" que servirá para calibrar el compromiso del presidente con el problema territorial. Será un gesto hacia ERC y PDeCAT quienes, de momento, son claros en su mensaje de "presos por Presupuestos".

Respecto al contenido de este "anuncio importante", las fuentes consultadas explican que habrá un compromiso similar al que hizo en su día José Luis Rodríguez Zapatero con el Estatut. Sánchez apuesta por una reforma de la principal normativa autonómica que "clarifique el conflicto". "Tenderemos la mano a los independentistas y no independentistas -añaden- para avanzar hacia una solución". Hay que recordar que Cataluña siempre ha sido un feudo tradicional de los socialistas y que el hecho de que el PSOE ponga encima de la mesa una propuesta es una histórica demanda de diferentes sectores catalanes. En Moncloa comentan también que son conscientes de "los riesgos" que tendrá esta propuesta.

La semana siguiente al pleno monográfico sobre Cataluña, el Consejo de Ministros se desplazará hasta Barcelona para celebrar su segunda reunión fuera de La Moncloa. Otro gesto. Y, posteriormente, Sánchez y Torra se verán las caras en la Generalitat como continuación a la cita del pasado verano en Madrid. El Gobierno descarta los indultos y avanzar hacia un referéndum independentista.

Los PGE e importantes medidas económicas y sociales

Cataluña es clave pero, de forma paralela, el Gobierno ha puesto en marcha su maquinaria para seguir avanzando en la legislatura y, por si acaso, estar preparado para una convocatoria electoral anticipada. Hacienda sigue trabajando en el Proyecto de Ley de Presupuestos pero la negativa de los catalanes bloquea las negociaciones. Moncloa no prevé avances en este sentido hasta bien entrado diciembre y el presidente ya ha dejado claro que no descartaría aprobar, si al final las presenta, sus cuentas públicas como hizo el PP, bien entrado el 2019. El Ejecutivo también ha manejado prorrogar los PGE de Rajoy y aprobar algunas medidas vía real decreto.

Fuentes cercanas al Gobierno repasan cuáles son los proyectos que tiene en marcha el equipo de Sánchez y que demuestran que el Ejecutivo no está parado: sacar a Franco del Valle de los Caídos, elevar el Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros, las medidas para con los autónomos, el Plan de Empleo Juvenil, la reforma de la normativa hipotecaria, la Ley del Cambio Climático, la nueva Ley de Ciencia, avances en materia de igualdad, novedades en dependencia, la ley de eutanasia, acabar con la Ley Mordaza, la política de vivienda y las autovías. Son todas materias que están desarrollando los diferentes ministerios y que suponen mensajes clave para el electorado al que aspira llegar el PSOE.

En algún sector del Gobierno y del PSOE, incluso, se está fraguando la idea de que habría que convocar elecciones si Sánchez fracasa en estos intentos de avanzar en la solución del conflicto catalán. También hay quien asegura que una buena fecha sería hacerlo antes de los comicios municipales, autonómicos y europeos de mayo (opinión también que ha transmitido Pablo Iglesias). No obstante, en el Ejecutivo de Sánchez son conscientes de que el próximo Gobierno no será en solitario, sino de coalición. Por eso miran a Andalucía con interés de cara a los pactos que pueda formar Susana Díaz para volver a gobernar a partir del 2 de diciembre. La única solución viable para volver a repetir en San Telmo es pactar con la marca de Unidos Podemos, algo que, por cierto, una parte de los barones socialistas no permitió a Sánchez tras el 26 de junio de 2016.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios