Jueves, 24.01.2019 - 04:16 h
Las cuentas se juegan en Cataluña

Moncloa planea superar el trámite de los PGE pese a la enmienda total del PDeCAT

El presidente inicia el sábado en Barcelona su campaña con los independentistas. Ya existen conversaciones con Aragonès y Artadi desde el Gobierno.

Encuentro entre Pedro Sánchez y Quim Torra
Moncloa planea superar el trámite de los PGE... por la enmienda total del PDeCAT / EP

Moncloa tiene un plan para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2019. La estrategia pasa sí o sí por Cataluña, donde ERC y PDeCAT serán decisivos para conseguir sacar adelante las cuentas y, por tanto, permitir completar la legislatura o, por el contrario, para complicar el mandato al Gobierno de Pedro Sánchez. El Ejecutivo es optimista y ya maneja la opción de que la formación liderada por Carles Puigdemont presente una enmienda a la totalidad al proyecto de ley presupuestario que saldrá el viernes del Consejo de Ministros. Esta situación, paradójicamente, favorecería a las expectativas del sanchismo.

Los cálculos de Moncloa a día de hoy son los siguientes: el embrollo se encuentra en el PDeCAT, donde hay dos sectores enfrentados -el más negacionista encabezado por Puigdemont y el posibilista de Carles Campuzano y Ferran Bel-. La formación soberanista se inclina por presentar una enmienda a la totalidad a los PGE de Sánchez, lo cual provocaría que internamente pudieran defender que se oponen a las cuentas del Gobierno. Pero esa enmienda global -aseguran en el Ejecutivo central- tendría escasas posibilidades de prosperar ya que no sería apoyada por PP o Cs. Y lo mismo ocurriría con el resto de enmiendas a la totalidad. De hecho, Moncloa prevé que ninguna de ellas logre los 176 síes necesarios y, por tanto, los PGE superen la primera reválida, allá por finales de enero.

Las claves de los Presupuestos

Los Presupuestos de 2019 que ya están redactados en el Ministerio de Hacienda contendrán toda la parte del pacto que sellaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Moncloa que todavía no ha sido impulsada a través de reales decretos, según explican fuentes gubernamentales consultadas por La Información. Todo está ya cerrado: la subida del Impuesto de Sociedades, la tasa a las tecnológicas, elevar el IRPF a las rentas más altas... Solo falta un último fleco, algo que para Unidos Podemos es una línea roja: la limitación del precio de los alquileres.

Fuentes gubernamentales y del partido morado aseguran que la negociación sobre este asunto continúa abierta al más alto nivel entre la ministra Montero y el secretario de Organización morado, Pablo Echenique. Ayer martes mantuvieron una conversación y tienen pendiente celebrar un encuentro personal antes del viernes, añaden las mismas fuentes. No habrá solución a los alquileres abusivos en las cuentas públicas sino algún "gesto" que se desarrollará y ejecutará en un real decreto posterior. "Tiene que haber un compromiso con fecha y con procedimiento para su puesta en marcha", remarcó hace unas horas el número dos de Unidos Podemos.

Los PGE de Sánchez han sido confeccionados con la senda de déficit del PP, lo que ha obligado al Gobierno a recortar 6.000 millones del gasto que preveían en su primer borrador. "No vamos a recortar nuestros compromisos sociales, por lo que habrá una especial atención a la reforma fiscal", apuntan fuentes gubernamentales. El propio Sánchez ha hablado de una fiscalidad progresiva para que paguen más quienes más tienen. En cualquier caso, destacan desde Moncloa, las cuentas públicas que se conocerán este viernes serán el "programa electoral" con el que el PSOE de Sánchez aspira a presentarse ante la sociedad en los próximos años.

Sánchez arranca la campaña presupuestaria este sábado

El presidente del Gobierno viaja esta sábado a Barcelona para iniciar una campaña de defensa de sus primeros siete meses en Moncloa y para impulsar el proyecto de Presupuestos. Tras el Consejo de Ministros en la ciudad condal de diciembre, Sánchez participará en un acto del PSC con el objetivo que seguir cortejando a los secesionistas. "Vamos a ofrecer un buen proyecto de presupuestos, que va atender a muchas reivindicaciones y muchas necesidades" y de "inversiones territorializadas", afirmó este martes el número dos del PSOE, José Luis Ábalos, tras la reunión de la Ejecutiva en Ferraz. 

Moncloa viene manteniendo contactos discretos con Pere Aragonès y Elsa Artadi, aunque de momento prefieren no hablar de negociación. Cuentan, además, con el apoyo de un sector significativo de los empresarios catalanes para poder sacar adelante sus cuentas públicas. La nueva Foment del Treball dirigida por Josep Sánchez Llibre es partidaria de aprobar los PGE por los peligros que supondría no hacerlo. Fuentes de la patronal citan que un bloqueo económico con una crisis en ciernes, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la solución al Brexit y la situación en Italia perjudicaría a las finanzas nacionales. 

Un calendario complicado

El calendario de los Presupuestos de 2019, que incluyen un techo de gasto de 125.064 millones de euros, un 4,4% superior al de 2018, será el siguiente. El mismo día que la ministra de Hacienda presente las cuentas en el Congreso -previsiblemente la próxima semana-, la Mesa de la Cámara Baja se reunirá para cerrar los plazos de presentación de enmiendas a la totalidad, parciales y de celebración de comparecencias, así como la previsión de debate y votación en el Pleno, informa la agencia EFE.

La tramitación presupuestaria suele prolongarse durante un mes y medio y si la Mesa del Congreso (donde el PP y Ciudadanos tienen mayoría) no ralentiza el calendario de tramitación, lo habitual sería que entre el 21 y el 25 de enero se realizaran las comparecencias de altos cargos del Gobierno y de organismos públicos en la Comisión de Presupuestos, donde el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, suele ser el primero en acudir.

La semana siguiente, entre el 29 y el 31 de enero se produciría el citado debate de las enmiendas a la totalidad, que será clave para ver si las cuentas de 2019 prosperan o son rechazadas. En caso de que superen este primer trámite en el Pleno pasarían a debatirse en la Comisión de Presupuestos, posiblemente en la segunda o la tercera semana de febrero, con la intención de que una vez aprobado el dictamen de la ponencia puedan pasar al Pleno del Congreso a finales de febrero o principios de marzo. El trámite en la Comisión de Presupuestos es la segunda barrera que tendrá que superar el Presupuesto, ya que el PSOE deberá cerrar un bloque de apoyo para salvar las cuentas en la votación del dictamen y de las secciones ministeriales. De hecho, este escenario de apoyo tendría que volver a reproducirse durante la votación del Pleno del Congreso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios