Viernes, 19.10.2018 - 01:00 h
Ambiente de euforia en el Gobierno

Montero afirma que los PGE supondrán un ahorro de 10.000 euros por familia

La ministra de Hacienda saca pecho del acuerdo firmado con Unidos Podemos y cree que ERC, PDeCAT, PNV y Compromís terminarán ablandándose.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en Sevilla
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en Sevilla / EFE

El Gobierno respira euforia tras el acuerdo de Presupuestos firmado el pasado jueves entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y que fue cerrado la noche antes por María Jesus Montero y Pablo Echenique en una complicada reunión. Este sábado, la ministra de Hacienda ha querido sacar pecho por un pacto económico que "pone a los ciudadanos en el centro de nuestros pensamientos y actividades". Ha aportado una cifra concreta sobre lo que supondrán todas las medidas ya firmadas: las familias medias ahorrarán unos 10.000 euros al año, según sus cálculos, un dinero que no tendrán que gastar en dependencia, medicinas, estudios, vivienda... y que tendrán en su bolsillo. 

Esta "renta indirecta" por familia de la que ha hablado la ministra solo será efectiva si consiguen aprobarse los Presupuestos que, según el Gobierno, han sido pensados para "mejorar la calidad de vidas de las personas" de clase media. Hacia ellos va dirigida la propuesta para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros en 14 pagas, una iniciativa que para Montero, ayudará a los "trabajadores en entornos de salarios bajos" que han sufrido la crisis. "Va a beneficiar a un volumen muy importante de personas que no llegan a fin de mes", ha presumido la andaluza en declaraciones realizadas en Sevilla.

El borrador de Presupuestos de Sánchez (e Iglesias) también contempla medidas para las personas mayores, un colectivo que, según Montero, también tiene problemas para llegar a fin de mes. La ministra ha recordado el acuerdo para revalorizar un 3% las pensiones y esa paga compensatoria si el IPC se complica, un plus que sería abonado en el primer trimestre del año que viene "para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo".

Otras medidas contempladas en el acuerdo del jueves van dirigidas a fortalecer a servicios públicos. Montero ha sacado pecho de los acuerdos en materia de dependencia, "un pilar básico que el PP dejó caer y que las comunidades autónomas han sostenido". La ministra se ha referido a que se incorporarán al sistema más de 100.000 dependientes que necesitan "un centro de día, ayuda a domicilio o una residencia". Algo similar ocurre con el fin los copagos, otro triunfo para el Gobierno socialista, y con la rebaja de las tasas universitarias "para que los jóvenes puedan seguir estudiando y no estén pendientes de su cuenta corriente".

Tengo "orgullo por este acuerdo", ha dicho Montero, un pacto que "protege a los más vulnerables y envía un mensaje directo a la clase media". Una "bocanada de aire fresco" que evidencia que "hay otra política posible" compatible, además, "con los ineludibles compromisos con socios europeos". La ministra espera que Bruselas no ponga ninguna pega a las cifras que remitirá el Gobierno a la Comisión el próximo lunes.

Confía en que el resto de grupo se ablanden

Los presupuestos son ambiciosos, pero el Gobierno necesita aún sumar los apoyos de ERC, PDeCAT, PNV y Compromís, que ya han mostrado sus cartas en forma de exigencias. La ministra se ha referido a estos socios, que fueron quienes llevaron a Sánchez a La Moncloa, y ha asegurado que espera que modulen su actitud. Montero ha afirmado que "es lógico" que los negociadores se sienten por primera vez en la mesa con posturas de máximos, pero ha añadido que se trata de unas cuentas que favorecen a todos, incluidos los catalanes, los vascos y los valencianos. Las negociaciones con ellos arrancarán "a la mayor brevedad".

Sobre la respuesta que reciba el Gobierno de Bruselas a este borrador de Presupuestos el Gobierno espera buenas noticias y el visto bueno al mismo. "El cuadro macro contiene todas las exigencias" de la Comisión, ha aseverado Montero, antes de afirmar que "el acuerdo es redondo" porque se hacen compatibles las exigencias comunitarias con medidas que suponen un avance para los ciudadanos.

El presidente Sánchez aseguró ayer viernes en un corrillo en el Palacio Real que espera contar con el apoyo de los partidos nacionalistas a sus Presupuestos y añadió que no es mas difícil "ERC que el PDeCAT". A pesar de la falta de prisa que mostró el presidente en la recepción real, fuentes de Moncloa han admitido esta misma semana que la prioridad ahora es ERC, la formación que lidera desde la cárcel Oriol Junqueras. Incluso ya se habrían enviado mensajes al resto de los ministros y los diputados socialistas en el Congreso para intentar atraer a la formación catalana de izquierdas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios