Jueves, 17.10.2019 - 12:58 h
Las cuentas más electorales

Los PGE incluyen guiños a millones de votantes: de pensionistas a funcionarios

Hacienda lanza los "Presupuestos de la clase media" con la previsión de que ERC y PDeCAT terminen de aprobar unas cuentas que 'miman' a Cataluña.

MONTERO LLEGADA CONGRESO
Los PGE electorales incluyen guiños a pensionistas, funcionarios, mujeres... / LI

Los 'Presupuestos arcoiris' ya están en el Congreso. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha vivido este lunes la que ha sido, probablemente, la jornada más amable y apacible desde que llegó a su despacho de la calle Alcalá. Las cuentas públicas de la clase media, las más sociales de la democracia, han comenzado su tramitación con el objetivo de "cambiar las políticas económicas", toda una declaración de intenciones por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Con el 'sí' de ERC y PDeCAT aún en el aire, el Ejecutivo deja claro desde este momento cuál es su prioridad: revalidar su mandato.

La economía pesa de manera notable a la hora de depositar el voto en la urna y por eso el Gobierno ha presentado ante la sociedad su plan financiero para los próximos años. Son los Presupuestos de 2019, pero algunos en el Ejecutivo y en el PSOE ya los califican como su "mejor programa electoral". Los colectivos que salen especialmente beneficiados de estas cuentas son los funcionarios, los pensionistas, las mujeres, los jóvenes, los dependientes... De ahí esa batería de medidas que se incluyen en el proyecto de ley y que afectarán de manera positiva a millones de electores, que -según prevé el Gobierno- tendrían más dinero en su bolsillo si se aprueba el proyecto de ley.

El Gobierno tiene perfectamente calculado cuántos serán los beneficiarios de las medidas contempladas en los Presupuestos de 2019: Clase media, 10 millones de hogares; mujeres, 19,9 millones; infancia, 8 millones; jóvenes, 14,3 millones; mayores, 9,5 millones; desempleados (el Gobierno aspira a dejar la tasa de paro en el 14% en diciembre); y funcionarios, 3 millones. Además, los 2.232 millones dedicados a la dependencia beneficiarán a 270.000 españoles y el incremento del permiso de paternidad a ocho semanas tendrá efecto en 190.000 familias.

Se trata de unos Presupuestos para la clase media, que castigan especialmente a las empresas del Ibex, a las grandes rentas y, en definitiva, a los que más tienen (y que no son precisamente potenciales votantes del PSOE). Son, por tanto, unas 'cuentas arcoiris' porque, según ha dicho la ministra de Hacienda de una forma pedagógica, ponen fin a "épocas oscuras" de recortes. El Gobierno de Sánchez aspira con este proyecto a cambiar las políticas económicas que ha venido manteniendo el PP en los últimos años (precisamente Montoro destacó en los últimos Presupuestos que presentó que eran los más sociales de la historia; era 2018) y a imponer un cordón sanitario con las "fuerzas catastrofistas" que van a gobernar en Andalucía a partir de este miércoles -PP, Ciudadanos y Vox-.

Son unas cuentas ambiciosas, pero el Gobierno admite que sobre España ya planean algunas dudas. Por eso Montero ha realizado una breve alusión a la "desaceleración" que ya preveía el PP en sus PGE del año pasado. La ministra ha aludido a algunas incertidumbres que amenazan a nuestro país, como la guerra comercial EEUU-China, el Brexit o el endurecimiento de la política económica, pero ha querido destacar que nuestro país es aún a día de hoy la locomotora de Europa, creciendo por encima de Alemania y Francia a pesar de la rebaja de la previsión al 2,2%. Ha querido evidenciar optimismo, pero también ha transmitido cierta incertidumbre.

Un apartado destacado de los Presupuestos es la parte dedicada a la reforma fiscal. Hacienda calcula que en 2019 habrá una recaudación fiscal de récord gracias a las nuevas figuras tributarias que se van a poner en marcha. Se calcula ingresar hasta 227.356 millones, un 9,5% más que en la liquidación de 2018. Todas las figuras tributarias incrementarán la recaudación, empezando por Sociedades, que se elevará en un 14,1% hasta el IVA (+11,7% gracias a que se contabilizarán trece meses de recaudación), pasando por el IRPF (+4,9%). Cada una de estas reformas se aprobarán en el Consejo de Ministros este viernes.

En este sentido el Gobierno también tiene perfectamente contabilizado cuántos contribuyentes serán los afectados por la reforma fiscal: IRPF, 80.000 contribuyentes; IRPF, 20.792 contribuyentes; Impuesto de Sociedades, 10.092 empresas; Patrimonio para los grandes, 2.550 contribuyentes; e impuesto a las Socimis, 224 empresas. El Ejecutivo no especifica a cuántos españoles afectará la subida del diésel y tampoco explica cómo afectará a las clases medias que tienen un vehículo de gasóleo.

Cataluña será una de las grandes beneficiadas de estos Presupuestos si salen adelante. Es un órdago de Pedro Sánchez a ERC y PDeCAT, a quienes necesita para aprobar el proyecto de ley. Las cuentas públicas elevan hasta el 16,8% del PIB nacional, con actuaciones en la red de Cercanías, en el Corredor Mediterráneo, en carreteras y en otro tipo de infraestructuras, así como en transferencias. En total, 2.251 millones. Sin Cataluña no habrá Presupuestos y por eso el Gobierno cree que las fuerzas independentistas tendrán a partir de ahora muy difícil explicar a sus votantes por qué votarían 'no' a los mismos. Otra clave electoral del proyecto económico del sanchismo. Además, de Cataluña se incrementan las partidas dedicadas a otras autonomías como Andalucía, Comunidad Valenciana o Extremadura, dando así cumplimiento a lo recogido en sus respectivos Estatutos de Autonomía. Madrid y Galicia son dos de los territorios donde, en cambio, se reduce la inversión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios