La industria farmacéutica invirtió 31,5 millones de euros en la Comunitat Valenciana en I+D durante 2016

La industria farmacéutica asentada en España ha invertido 1.085 millones de euros en investigación y desarrollo (I+D) durante el año 2016, la mayor cifra desde que empezó la crisis económica y que supone un incremento del 8% respecto al año anterior. En la Comunitat Valenciana, la inversión ha ascendido a 31,5 millones de euros, lo que la sitúa en el tercer lugar, por detrás de Madrid y Cataluña.

La industria farmacéutica invirtió 31,5 millones de euros en la Comunitat Valenciana en I+D durante 2016

Así se desprende de los resultados de la encuesta sobre actividades de I+D que realiza cada año Farmaindustria, que confirman la tendencia positiva de los incrementos registrados en 2014 (2,4%) y 2015 (5,7%) tras tres años de caídas, y sitúan a estas empresas como "líder en I+D industrial" en España.

"Gracias a este esfuerzo de las compañías, que de poco serviría sin la colaboración de los profesionales del Sistema Nacional de Salud y sin el apoyo de las Administraciones sanitarias, hemos logrado entre todos situar a España como uno de los países de Europa que reúne mejores condiciones para albergar investigación clínica", según ha destacado el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés.

De hecho, el incremento de la inversión en I+D se debe, casi en su totalidad, al aumento de los fondos que las compañías han dedicado a proyectos de investigación desarrollados en colaboración con hospitales públicos y privados y centros de investigación, lo que se conoce como extramuros.

Este capítulo que creció un 18 por ciento durante el ejercicio pasado hasta los 492 millones de euros (el 45% del total), mientras que la inversión intramuros se mantuvo estable (apenas creció un 0,7%).

Además, todas las comunidades autónomas fueron receptoras de inversiones extramuros de la industria farmacéutica, aunque los hospitales y centros de investigación de Madrid (113 millones) y Cataluña (109,6) encabezaron los contratos, seguidas de Comunitat Valenciana (31,5), Andalucía (41,3), Galicia (25,2), País Vasco (10,5), Castilla y León (9,2), Navarra (9), Aragón (6,4), Castilla-La Mancha (5,8), Cantabria (4,7), Canarias (4,5), Murcia (4,4), Baleares (4), Asturias (3,2), Extremadura (2,6) y La Rioja (0,4). Otros 107,3 millones de esta inversión se hizo en el extranjero.

Por otro lado, del conjunto de 1.085 millones de euros destinados a I+D, más de la mitad (577 millones de euros) se dedicó a ensayos clínicos; 150,7 millones de euros, a investigación básica; 63,5 millones, a investigación preclínica, y 70,4 millones, a investigación galénica.

Los estudios postautorización, de farmacoeconomía y epidemiología supusieron inversiones por valor de 106 millones, mientras que las compañías destinaron 55,1 millones a desarrollo tecnológico.

MÁS INVERSIÓN EN ENSAYOS CLÍNICOS FASE 1 Y 2

Además, el informe muestra un aumento de las inversiones en ensayos clínicos en fases tempranas (fases I y II), que son los requieren de un mayor nivel de complejidad en materia de investigación y permiten a su vez el acceso de los pacientes a las nuevas terapias de forma precoz.

En su conjunto, estos ensayos en fases I y II han pasado de representar el 29 por ciento del total de la investigación clínica en 2006 al 33 por ciento diez años después, mientras que los ensayos de fase III, que comparan la seguridad y eficacia del nuevo tratamiento con la del fármaco de referencia vigente, suponen un 55,3 por ciento del total.

En su conjunto, la inversión en investigación clínica llevada a cabo por las compañías establecidas en España ha aumentado a un ritmo medio del 6,3 por ciento en los últimos 10 años, pasando de 314 millones de euros en 2006 a 577 millones en 2016.

Por otro lado, la biotecnología sigue ganando terreno en el total de la inversión en I+D del sector farmacéutico, ya que alcanzó el año pasado los 265 millones de euros, un 24,4 por ciento del total, frente a los 252 millones invertidos en el año anterior.

MÁS EMPLEO DE ALTA CUALIFICACIÓN

La encuesta arroja también resultados sobre la evolución del empleo en el ámbito de la I+D farmacéutica, ya que en el último año el sector farmacéutico contaba con 4.402 trabajadores en tareas de investigación y desarrollo en 2016, un 3,4 por ciento más que el año anterior, cuando se recuperó la senda positiva tras cinco años consecutivos de caídas.

Además, estos corresponden a puestos de mayor cualificación, hasta el punto de que el 86,3 por ciento de los profesionales dedicados a I+D son titulados superiores (licenciados y doctores), frente al 73,6 por ciento de hace diez años.

"Los resultados de la encuesta demuestran la verdadera magnitud de la apuesta de la industria farmacéutica innovadora por fomentar en España la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, así como el empleo de calidad en este ámbito", ha añadido Arnés.

Ahora en portada

Comentarios