Jueves, 17.10.2019 - 08:11 h

Proyectos de EEUU han beneficiado a 600.000 ecuatorianos en zonas de frontera

Cerca de 600.000 ecuatorianos que habitan en provincias fronterizas se beneficiaron de proyectos de desarrollo financiados desde 2001 por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su siglas en inglés), se informó hoy.

Quito, 17 sep.- Cerca de 600.000 ecuatorianos que habitan en provincias fronterizas se beneficiaron de proyectos de desarrollo financiados desde 2001 por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su siglas en inglés), se informó hoy.

Se trata del Programa Integrado de Desarrollo Municipal (Pidem) y del Programa para el Desarrollo de la Frontera Norte (PFN) ejecutados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con un presupuesto total de unos 120 millones de dólares, dijo a Efe el jefe de misión de esta entidad en Ecuador, Rogelio Bernal.

La Usaid y la OIM presentaron en Quito los resultados de estos programas, que han consistido en la construcción de infraestructura social y productiva, lo que incluye sistemas de agua potable, caminos, puentes, sistemas de riego y otras acciones.

Bernal agregó también una iniciativa sobre lavado de manos con agua y jabón orientada a prevenir enfermedades gastrointestinales que, según los responsables del programa, ha permitido reducir entre un 5 % y un 7 % la incidencia de estos males en niños de hasta 7 años.

La iniciativa del lavado de manos fue difundida entre el 92 % de las madres de las zonas donde se ejecutó, mientras que 1.231 centros educativos tuvieron acceso a planes de capacitación en la metodología de esta práctica higiénica.

"La respuesta de la población ha sido excelente. Una de las razones del éxito de todos estos programas ha sido el empoderamiento de las comunidades, ya que hemos trabajado mano a mano con los beneficiarios de los proyectos", apostilló el responsable de la OIM.

También se mostró satisfecho por los resultados de los planes ejecutados el presidente del Consorcio de Juntas Administradoras de Agua Potable y Saneamiento de las provincias de Orellana, Sucumbíos y Napo, Alfonso Puente, quien resaltó que los programas han permitido dejar atrás en gran medida las dificultades de salud que afectaban principalmente a la población infantil por la falta de agua potable.

Puente destacó igualmente la mejora que todo ello ha supuesto para las economías de miles de familias, así como los ingresos que han representado para muchas de ellas los puestos de trabajo creados con motivo de la construcción de infraestructuras.

"Aspiramos a que la Usaid continúe con estos proyectos, esperemos que lo que hoy se celebró fue el fin de la primera fase. Hay mucho que hacer en la frontera", dijo a Efe Puente.

El gerente de programas de Usaid, Edgar Guillen, indicó que los resultados alcanzados son fruto de 12 años de intervención directa en provincias fronterizas, lo que ha permitido ejecutar 450 obras de infraestructura, "pero las necesidades son enormes. El dinero de la cooperación internacional ya no es suficiente para cubrir todas las necesidades", precisó.

"Pero dejamos tecnología, sistemas de manejo de las obras. La sostenibilidad está garantizada en el largo plazo", indicó, y agregó que los proyectos ejecutados tienen una durabilidad estimada de entre 30 y 50 años.

Los planes han beneficiado a habitantes de las provincias de Esmeraldas, Carchi, Sucumbìos, Napo, Orellana, Imbabura, Loja, El Oro y Tungurahua.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios