Viernes, 22.03.2019 - 16:04 h
El relato oficial sobre la crisis financiera

El PSOE fracasa en el intento de 'salvar' al Banco de España en el informe de la crisis

El grupo socialista maniobró para retirar de las conclusiones una frase que atribuía a la entidad una "grave irregularidad" en el caso Bankia.

El ex gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez / EFE
El PSOE fracasa en su idea de 'salvar' al Banco de España en el informe de la crisis / EFE

El Grupo Socialista se ha topado de bruces con la rigidez del reglamento parlamentario en su intento 'in extremis' de remendar las conclusiones del informe de la comisión parlamentaria de la crisis financiera para eliminar los pasajes más críticos con la gestión del Banco de España, que en aquella época dirigió el que fuera secretario de Estado de Hacienda del primer Gobierno Zapatero, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

En medio de un farragoso proceso de votación, Ciudadanos logró incluir en el capítulo de conclusiones sobre el caso Bankia del informe de la comisión - de forma sorprendente, según admiten desde la formación naranja - un par de párrafos de alto voltaje que ponen en el disparadero la actuación del supervisor durante la crisis: "El Banco de España incurrió en una grave irregularidad de consecuencias nefastas al permitir a Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas en el llamado SIP contabilizar de forma singular todo el deterioro neto existente al cierre del ejercicio de 2010, de 7.619 millones de euros, contra reservas en lugar de ir a cuenta de resultados".

El otro párrafo no es menos controvertido: "El Banco de España autorizó a Bankia a abonar la retribución variable correspondiente al ejercicio 2011 a 72 directivos en contra de la recomendación de los inspectores y aún sabiendo, o debiendo saber, que estos 'bonus' no guardaban ninguna relación con la realidad contable de la entidad".

El asunto tiene enjundia porque, en el primer caso, supone la asunción formal por parte del Congreso de la argumentación de los inspectores del Banco de España que siempre sostuvieron que esa maniobra permitió enmascarar la auténtica situación financiera de la entidad y 'engrasó' el salto a bolsa de Bankia, con las consecuencias ya conocidas. Y en el segundo caso acepta un cierto grado de connivencia del regulador y supervisor del mercado bancario con una serie de prácticas poco edificantes por parte de la dirección de Bankia. 

Fuentes de los dos grandes partidos con representación parlamentaria consultadas por La Información reconocen la dureza de esas conclusiones y admiten no sentirse cómodos con su inclusión en el informe definitivo que dará testimonio en el futuro de la visión de la crisis financiera del poder legislativo. ¿Qué ocurrió entonces para que esas conclusiones superaran la votación? Otras fuentes parlamentarias consultadas atribuyen el asunto a un error. "Fue una votación muy embarullada, se votaban varias propuestas a la vez y es muy posible que se 'colara' de forma accidental en uno de esos bloques de votación".

Sea como fuere, en el Banco de España pusieron el grito en el cielo cuando detectaron esos dos párrafos en el dictamen definitivo de la comisión parlamentaria y así se lo transmitieron al Gobierno, según aseguran fuentes parlamentarias. 

El Grupo Socialista en el Congreso se puso entonces manos a la obra para intentar explorar una posible solución al asunto. La que aparecía como más sencilla era borrar esos párrafos del capítulo de conclusiones del dictamen, manteniéndolos en el informe como voto particular de Ciudadanos, la única formación parlamentaria que defendía de forma explícita la controvertida redacción.

No hubo caso. Según confirman fuentes parlamentarias, los letrados del Congreso informaron al Grupo Socialista de la imposibilidad real de modificar un documento acordado en el seno de una comisión que ya no existe, ya que se procedió a su disolución una vez rematados sus trabajos. La maniobra del Grupo Socialista buscaba modificar el texto antes de su votación formal en el Congreso - algo que presumiblemente tendrá lugar en algún momento de este mes de febrero - para intentar evitar que apareciera de forma oficial en el Boletín del Congreso dentro del capítulo de conclusiones del informe de la comisión parlamentaria, pero la rigidez del procedimiento parlamentario ha liquidado cualquier opción.

Ahora en Portada 

Comentarios