Durará un año

Un pueblo de Suiza se apunta a la renta básica: 2.215 euros al mes por habitante

En 2016, Suiza rechazó la renta básica a nivel nacional, pero la localidad de Rheinau la aplicará tras la buena acogida de sus ciudadanos.

Fotografía de Rheinau, el pueblo de Suiza que aplicará la renta básica.
Rheinau, el pueblo de Suiza que aplicará la renta básica. / Wikimedia Commons.

El 6 de junio de 2016 los habitantes de Suiza rechazaron en un referéndum una renta básica de 2.250 euros para cada ciudadano sin importar su situación laboral. Los menores de 18 años también recibirían 625 euros por persona, pero el resultado de las urnas fue contundente: el 78% de los votos descartaron el salario de base. El tajante rechazo hacía casi imposible pensar en un segundo intento en el país helvético, pero una de sus localidades ha apostado fuerte por la renta básica.

En el pueblo de Rheinau viven 1.300 personas de las cuales más de 650 ya se han inscrito en el proyecto de renta básica puesto en marcha por el Ayuntamiento. En junio de este año una empresa privada detrás de la cual se especula que está una cineasta, se puso en contacto con los ediles y estos valoraron la iniciativa de forma positiva. La aprobaron y este mes ha comenzado el proceso de inscripción. 

Había dudas sobre si calaría hondo entre la población, pero las primeras horas del proceso las han disipado, consiguiéndose con creces el número mínimo de inscritos. 

De este modo, en los próximos días la renta básica será oficial en Rheinau, donde toda persona mayor de 25 años recibirá un salario mensual de 2.500 francos (2.215 euros). Para ello se recaudarán entre tres y cinco millones de francos de fundaciones e inversiones privadas.

Todos los ciudadanos pueden ser partícipes, pero existen condiciones en función del sueldo. Aquellos cuyo salario sea menor a 2.500 francos al mes disfrutarán de la renta básica sin ninguna puntualización, quedándose con el dinero para siempre

Sin embargo, los habitantes de Rheinau que ganen al mes más de esa cantidad podrán participar, pero deberán reembolsar las cantidades una vez finalizado el experimento. Esta opción no tiene ninguna ventaja financiera, pero permite a todos la participación.

La renta básica durará un año y en teoría debería reemplazar las prestaciones sociales. Por ello, todos los que formen parte del experimento y estén recibiendo ayudas sociales deberán reembolsar la cantidad de dinero que sobrepase los 2.500 francos de ayudas totales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios